Seleccionar página

Es el segundo año que el Niño Rey de Ventormenta lo pasará fuera de su hogar y se pregunta si su «jefe» le dará unos días de permiso.

Hace ya más de un año que el joven Anduin fue arrancado de su trono a la fuerza y soltado en Las Fauces.

Lo que al principio iba a ser «algo temporal» parece que se ha convertido en «algo normalizado» por todo el mundo.

Sin embargo, se acercan unas fechas muy señaladas en las que todos echamos de menos nuestro hogar y recordamos cómo fueron los tiempos pretéritos.

No digo que no esté a gusto en Las Fauces (que tampoco lo desmiento) es solo que en año y pico que llevo aquí no he tenido ni un solo día libre o de descanso.

Me gustaría poder volver a Ventormenta aunque solo fuese para la cena de Nochebuena. 

Ahora que no está Sylvanas, tengo que hablar de esto directamente con Zovaal, pero tengo que esperar a pillarle de «buenas» para poder pedirle el día libre. 

Desde el castillo de Ventormenta, Genn Cringris ya tiene preparados los regalos de navidad y los ha colocado bajo el árbol, justo al lado de los del año pasado.

Espero que este año el cachorro pueda venir a abrir sus regalos 🙁