Cómic de la cinemática final del Sagrario de Dominación

Hoy os traemos en primicia el guion original de la cinemática del Sagrario de Dominación.

Lo hemos traducido directamente de su idioma natal, para que todos nuestros lectores hispano- hablantes puedan disfrutar de esta obra joya.

Os adelantamos que nuestro traductor se ha tomado alguna licencia personal en las transcripciones.

Agarraos que vienen curvas.

FIN

Empiezan los exámenes para pilotar en Shadowlands

Desde este miércoles, todos los adalides que estén con renombre 44 en sus respectivas curias, podrán acceder a la prueba práctica para pilotos espectrales.

Las autoridades de Oribos recuerdan a los aspirantes que tienen que tener todos los papeles en regla antes de tener acceso a dicha prueba.

Para todos aquellos que superen el control, cada curia les dotará de una montura digna de sus hazañas durante todos estos largos meses.


Para los adalides Venthyr se les concederá una Gárgola voladora 2.0, que consume sólo 3 ánimas a los 100 km/h.

Para los adalides de Ardenweald, la Reina del Invierno les concede un Fújur personalizado, para que sus futuras historias sean interminables como el 9.0

Para los adalides Kyrianos, la Arconte les concede el Búhomatic 2000. Un ser alado que es tan temible como majestuoso.

Y finalmente, para los adalides Maldraxxi, se les concede la montura por excelencia, digna de los mejores guerreros no muertos del cosmos. Una mosca gigante.

Disfrutad de este momento, por fin se podrá volar en las Tierras Sombrías.

Ve y Vuela, Adalid

Hallada la mayor reliquia del cosmos en Korthia

Ben Miller, un joven norteamericano afincado en Carolina del Sur, ha encontrado una reliquia de incalculable valor en Korthia.

El archivista Roh Suir nos ha encomendado a los adalides la tarea de recuperar todo archivo o reliquia perdido en Korthia. De no ser así, los agentes superintendentes del Carcelero, podrían hacerse con ese conocimiento antes que nosotros y usarlo para cosas de seres malvados (como poner piña en una hamburguesa).

Sin embargo, nuestro protagonista de hoy, el joven Miller, ha encontrado la reliquia de las reliquias, de un valor que no se puede medir. Dentro de unos champiñones autóctonos halló el artefacto, un extraño papiro.

En él, se podía leer en perfecto korthiano lo inimaginable. El documento poseía unas runas doradas en los márgenes que, aparentemente, podían adornar el escrito, pero nada más lejos de la realidad. Esas runas se iluminaron al leer el manuscrito en su totalidad y, de repente, una pluma etérea emergió de aquellas runas, pues éstas se desligaron del documento, para posteriormente materializarse después de un destello de luz, en esa extraña y divina pluma.

El joven Miller, en primera instancia no se dió cuenta del valor de su nueva adquisición, parecía un objeto épico como cualquier otro, pero cuando se lo llevó al Archivista Roh Ruir, éste lo miro ojiplático y le certificó lo que en realidad era aquél documento.

Adalid, lo que tienes en tus manos es un contrato. Si lo firmas, sellarás tu destino a un proyecto que ni yo mismo alcanzo a entender. La pluma tiene un poder latente que me impide discernir con claridad el tipo de magia con la que ha sido concebida. No hay manera de comprobar si la recompensa es buena o mala. — Archivista Roh Suir

Aquellas palabras del archivista avivaron la curiosidad del joven norteamericano. Era evidente que esa reliquia era única. Un objeto aparentemente épico, cercano a uno legendario, pero nadie había datamineado nada semejante. ¿Qué hacer entonces? Firmar o ¿entregárselo al archivista para que lo catalogue y se pierda?

La pluma levitaba al lado del documento, que se movía en sincronía con la posición de la reliquia. Aparentemente, estaba esperando que su nuevo dueño tomara una decisión.

Ben se fijó que, en los bordes de la reliquia, había unas runas aún más pequeñas, al principio eran totalmente invisibles, pues las runas de donde emergió la pluma las tapan por su tamaño. Aquellas runas eran muy distintas, de un color dorado casi transparente, se iban difuminando con el tiempo, poco a poco se estaban “perdiendo”.

Ben se puso alerta, interpretó aquel reciente hallazgo como una cuenta atrás, no podía pensar durante mucho más tiempo qué hacer. Tenía que tomar una decisión, firmar y asumir las consecuencias al aceptar un contrato de un Plano que no entendía, o entregarle aquella reliquia al archivista y aceptar que nunca podría saber la verdad sobre ese papiro.

Al final Ben se decidió, primero dubitativo, pero finalmente tomó aquella pluma mágica, y antes de aquellas runas semitransparente se esfumaran del todo, cerró lo ojos con miedo y firmó.

Una voz resonante se escuchó: “ Tu destino está sellado, adalid de Azeroth”.

Al abrir los ojos, nuestro protagonista se encontró con algo que le dejó ojiplático, no entendía del todo que había pasado, pero su rostro se tornó de incredulidad a emoción.

Felicidades Adalid. En Korthia hay tesoros y artefactos de muchos mundos. No tenía ni idea que algo similar a esto, podría encontrarse aquí. Tengo entendido que en tu mundo esto es importante. Espero que sepas valorarlo con sabiduría. — Archivista Roh Suir

Aquel tesoro aleatorio, aquella reliquia abandonada, era un contrato, un contrato mortal.

Era un contrato de duración indefinida de un curro flipante, un trabajo, en tiempos de crisis. El joven Miller, sin pretenderlo, había encontrado en un juego, la solución económica y laboral que en IRL no pudo.

«Los personajes y hechos retratados en este artículo son completamente ficticios. Cualquier parecido con personas verdaderas, vivas o muertas, o con hechos reales es pura coincidencia.»

El Archivista Roh-Suir abrumado con su nuevo cargo

Nada más llegar a Korthia y después de hacer algunas gestiones de vital importancia, conocemos aun joven Roh-Suir que se le ve un poco verde en esto de las reliquias antiguas de Korthia. El becario en cuestión (aunque el jodio era un erudito) nos pide que busquemos a su mentora, la archivista Roh-Senara.

El tema es que luego nos piden que recuperemos unos fragmentos de un bastón que hace unas movidas muy raras con las reliquias, pero como somos unos McGyver del WoW, nos las apañamos y conseguimos los fragmentos para recuperar el bastón.

Lo que no nos había contado la buena de Roh-Senara es que para arreglar el bastón tenían que “fusionarse” varios espíritus archivistas antiguos y el suyo propio, desapareciendo en el proceso y por tanto dejando al bueno de Roh-Suir con el percal de ser el último Archivista de Korthia.

El pobre sin comerlo ni beberlo se ha quedado al mando de una organización que está en el punto de mira del Carcelero y nos tiene que ayudar a encontrar todas las reliquias y catalogarlas antes de que los agentes del carcelero lo hagan. Vamos que se han pirado y le han dejado todo el marrón a él y por extensión al adalid, claro.

Mira, yo solo vine a Korthia de Eramus. Cuando llegué, este pedazo de tierra se alejó de las fauces por que había mucha movida tóxica y eso. Ahora, el carcelero nos ha atraído de nuevo y encima está todo patas arriba. Si lo se no vengo, con lo bien que estaba en Oribos “con aire sonriente”. — Archivista Roh Suir

Tyrande cohete estelar

Por fin Blizzard nos ha deleitado con un enfrentamiento entre Tyrande y Sylvanas. Se notaba una tensión sexual no resuelta y con la campaña de historia que viene con este parche 9.1,  hemos saboreado este combate.

De Sylvanas ya sabíamos que tenía un poder otorgado por el Carcelero enorme, ella sola pudo contra el último Rey Exánime de Azeroth sin apenas despeinarse, pero cuando Tyrande selló el pacto con Elune para tener acceso a los poderes de la Cazadora Nocturna, pocos o ninguno, se percató de cuál era el alcance de ese poder.

Tyrande se ha presentado en “Cadenas de Dominación” con un poder aparentemente muy superior al de Sylvanas, aunque efímero, podemos decir sin lugar a dudas que la Cazadora Nocturna en manos de Tyrande ha alcanzo un pico over 9000mill k que ha saltado por los aires cualquier visor de poder de Goku.

Aunque Tyrande por fin le ha podido echar el guante a Sylvanas, Elune parece que se resiste a concederle el placer a la elfa de la noche de acabar con la responsable de la quema de miles de inocentes kaldoreis.

Aun así, podemos disfrutar del nuevo modelo de Tyrande como Guerra Nocturna, así como de nuevas habilidades marciales y no tan marciales.

En un momento determinado del combate, Sylvanas intenta huir del mismo (la mítica estrategia de huida veloz) pero para sorpresa todos, Tyrande le pide a tita Elune que le eche un cable.

A continuación, después de decir unas palabras muy emotivas en el idioma kaldorei, desde su posición de cuclillas sale disparada al cielo para interceptar en el aire a una Sylvanas que, al ver semejante situación no pudo más que poner una cara de: “Pero qué cojones”, al ver cómo una Tyrande a tope de power y con un hate enorme iba a chocar contra ella en pleno cielo Anderwealdiano.

Hasta aquí podemos leer, no queremos destriparos esta fantástica animación que no ha dejado indiferente a nadie.

Quién sabe, quizás en la próxima expansión veremos los druidas equilibrio con una nueva habilidad que se llame “cohete estelar”, una habilidad que te eleva en los cielos y te deja caer en picado contra tus enemigos, aplastándolos con la furia de un meteorito estelar.

Id y Servid.