Seleccionar página

Todo el mundo está impaciente por la salida de la última actualización de Shadowlands y, aparentemente, Blizzard se estaría haciendo de rogar. La realidad, como siempre, es tan sencilla como absurda.

En este último parche, hay un montón de información encriptada, que, en condiciones normales, ya habría sido datamineada, pero han querido guardar con celo cierta información, como una posible raza aliada con la precompra de Dragonflight y una cadena de misiones cuya protagonista es nada más y nada menos, que Calia Menethil con la que se cerrará del todo la trama de Shadowlands.

El problema es que el nuevo sistema de encriptación se nos ha ido un pelín de las manos, y no solo ha quedado encriptado lo que estaba previsto, sino también la fecha de lanzamiento del 9.2.5. Si desencriptamos el parche para volver a recuperar la fecha, también lo haría el resto de información, y para lo que queda no vamos a arriesgarnos si está todo programado, la verdad, no sabemos qué fecha elegimos al final. Lo que sí sabemos es que será Pronto™, equisdé.”— Jacinto Costas, Director de World of Warcraft y a veces disléxico.

Así que nada, habrá que esperar a que el propio sistema se lance por sí mismo y todo quede en una anécdota graciosa. Aunque sería la guinda del pastel al último parche de una de las expansiones más impopulares hasta la fecha.

Ve y sé paciente, Adalid, algún día se publicará. No desesperes que aún queda mucho para Dragonflight.