Donna y William, los niños que no dejan de correr por Ventormenta a grito pelado, investigados por el IV:7

Todo el mundo conoce (o al menos, se los ha cruzado alguna vez) a este par de pequeñuelos que corretean por todo el distrito de los mercaderes y que están persiguiéndose mutuamente.

Los lugareños más veteranos y observadores, se habrán fijado que, al principio, Donna perseguía a William porque éste le había quitado a “Betsy” su muñeca, pero con el Cataclismo, las tornas cambiaron y ahora es William quien intenta alcanzar a Donna, pues ella, esta vez, le ha arrebatado a su gorila de juguete mecánico, y ahora es el joven William quién persigue a Donna para recuperarlo. A pesar de que podría considerase justicia poética, lo cierto es que, al margen de la anécdota, estos dos cachorros humanos no han parado de hacer lo mismo una y otra vez durante 16 años. No han crecido, no sabemos quiénes son sus padres, y lo peor de todo, nadie sabe cómo entran y salen de la capital sin ser vistos.

Pensadlo, dos niños humanos que pueden pasar inadvertidos y que corretean por el núcleo económico de la capital alianza, que ya de por sí es muy ruidosa, sobre todo el barrio de los mercaderes, y poseen la facilidad de pasar inadvertidos pues, quién iba a echarle cuenta a par de mocosos que solo están jugando y gritando.

Los asistentes sociales han puesto el grito en el cielo, ya que, aparentemente, estos niños no están supervisados por adultos y no parece hacerse cargo de ellos nadie. No obstante, lo que ha hecho que se centre el foco en ellos, no es su falta de cuidado, sino su facilidad para entrar y salir de la capital sin ser vistos, algo que a más de uno le ha erizado el bigote.

Un cuerpo especial del IV:7 está investigando a los chavales, pero desde hace unos días no se sabe nada de ellos, las suposiciones más locas ya están barajando la posibilidad de que los niños fueran Natherim disfrazados, tramando algún plan vil y cruel, como han hecho otras veces.

Desde El Pergamino, hacemos un llamamiento a la ciudadanía y si encuentran a los muchachos, por favor no les digan nada, sólo compartan las coordenadas con algún guardia de la capital para que este cuerpo especial del IV:7 pueda hacerse cargo con el mayor rigor posible. Todos queremos lo mejor para Donna y William, si es que son sus verdaderos nombres, igual si te descuidas se llaman Donnathrius y Willthreus.

Id y tened cuidado, nos vigilan por todas partes.

Chichón Perinola, el entrañable gnomo que vende juguetes en Ventormenta, detenido

Lo sabemos, todos estamos consternados ante esta noticia que ha salido esta mañana en la prensa generalista de la capital Alianza. El entrañable gnomo, conocido por todos por vender el molesto juguete de los trenes, ha sido denunciado por el fisco azul.

Los técnicos de la hacienda Alianza, han investigado durante años al viejo gnomo, que paseaba por Ventormenta vendiendo su surtido de juguetes y novedades. Al parecer, el señor Perinola atravesaba grandes apuros económicos y los ingresos por la venta de su mercancía habitual no le daba para pagar las altas facturas, sobre todo de la luz (todos sabemos que al volver Turalyon a ser regente de Ventormenta, se ha disparado el precio de la misma).

Don Chichón, decidió entrar en un mercado funesto de colaboraciones con una agencia goblin de dudosa reputación que le proporcionaba jugadores dispuestos a pagar con dinero real (oro) rusheos a las mazmorras y bandas más prestigiosas de esta comunidad.

Por supuesto, los agentes del IV:7 están investigando la organización goblin con la que colaboraba y ahora mismo está todo bajo secreto de sumario, no descartan que el viejo gnomo estuviera bajo algún tipo de extorsión (práctica muy habitual de los goblins).

Este medio ha intentado ponerse en contacto con algún representante Goblin para que hiciera alguna declaración al respecto, pero nos pedían una suma de dinero absurda, a cambio, posiblemente, de nada.

Seguiremos informando. Id y rusead, equisdé.

Malentendido en la escuela de educación primaria de Ventormenta

Estamos ya en septiembre y con él, comienza la etapa de la vuelta al cole. Los peques de las familias de la capital alianza preparan ya sus mochilas, libros, tintas y plumas para comenzar con su formación académica, que, tras unos años, dará paso a una nueva generación de NPC que nutrirán las futuras expansiones del WoW.

Hasta aquí todo normal y corriente, pero la anécdota del día viene ante la sobreprotección férrea de una maestra veterana para controlar a los pequeños, y que éstos no se despisten de la cola para entrar en sus aulas.

Como todos sabemos, las puertas de los coles, tanto a la entrada como a la salida, son un hervidero de monturas: empujones, solapamientos, prisas de los padres por dejar a los niños e ir a su trabajo (farmear para la raid y las míticas +) y esos minutos puede ser un descontrol total y absoluto.

Pues bien, la anécdota graciosa es que, una party compuesta en su totalidad por gnomos, ha sido confundido por la anciana maestra, y han tenido que entrar en el aula con el resto de los niños. El grupo de ‘asaltantes’ estaba de paso por la capital, y justo en medio de todo el alboroto, de la entrada al cole, la maestra los confundió al verlos con las mochilas como al resto de los niños, y con un par de hechizos los puso a la cola con el resto de los infantes, sin que los pobres gnomos tuvieran tiempo a reaccionar siquiera.

Es bien conocido el poder arcano de los maestros, y que para mantener el control usan hechizos de silencio y pompas arcanas para pasar lista a los peques. Los gnomos no tuvieron más remedio que resignarse y esperar, pues ni siquiera las piedras de hogar funcionan en estos casos; hay inhibidores mágicos por todas partes para que los chavales se centren en los estudios y no puedan usar artilugios mágicos no autorizados.

Una vez que el recuento coincidió con el primer gnomo, descubrieron que se trataba de un error, y el centro se ha disculpado públicamente.

Así nos lo relata R. Roscachapa, líder de la party gnoma:

En mi vida he pasado más bochorno. Además, que la señora ésta nos ha desarmado en un pestañeo de ojos. Con qué clase de niños trata para tener que usar magia para controlarlos, ¡ni que fueran cachorros vulperas!

Ahora somos el hazmerreír de Gnomeregan.
¡Por Elune! Que YO tengo 5300 de raider.io, ¡exijo una compensación por daños morales irreparables!

Ya sabéis amigos Gnomos, cuidado con septiembre, no vaya a ser que tengáis que volver al cole de nuevo.

Id y estudiad.

La verdad sobre Anduin: «Lo hice porque quise»

El niño Rey de Ventormenta por fin ha salido del armario, pero no como todo el mundo se esperaba. Resulta que siempre ha sido un chico malote y por fin ha decidido mostrarnos su verdadera cara.

El que todos creían un sinónimo de paz y rectitud ha resultado ser el Makinavaja de Ventormenta.

Durante años, el simpático niño rubio de ojos azules ha escondido un alma malvada y perversa que solo deseaba escaparse y sembrar el mal allá por dónde pasase.

En Pandaria tuve una oportunidad de escaparme y unirme a la horda, pero al final me acobardé. Además conocí a Wrathion y bueno, ésa es otra historia que será contada en otra ocasión.

Pero en realidad, el niño Rey tuvo que esperar un poco para poder empezar a delinquir y su oportunidad llegaría de mano de la Reina Alma en Pena.

El plan era perfecto, Anduin «fingiría» estar poseído por el Carcelero y atacaría a la Arconte en su propio bastión. Después, le echaría la culpa a la droja en el colacao y asunto arreglado.

Sin embargo había una cosa con la que Anduin no contaba: la adrenalina.

Fue algo increíble, poder abalanzarme, ver su cara de terror y poder sentir que era por fin malo. Pude dejar atrás al niño bueno y aplicado que aprendía todas las normas y protocolos de la Corte, pude dejar atrás al burócrata correcto que lucha por la paz de su pueblo, pude dejar atrás el honor y la rectitud para ser lo que siempre quise ser: un gamberro.

Yo ya lo tengo muy claro, no pienso volver a sentarme en ese trono, mi sitio está aquí abajo, junto a Sylvanas y Zovaal.

Genn Cringris todavía no ha recibido la noticia, por recomendación de su médico de cabecera. Empezarán a darle un tratamiento preventivo para la depresión antes de decirle en qué se ha convertido su hijo adoptivo.

Consigue tu Mecagnomo a fascículos: Hoy por solo un 1 oro, el dedo meñique

Activision Blizzard no deja de sorprendernos con el merchandising, en esta ocasión, ha aprovechado la versatilidad (jeje) de los mecagnomos para lanzar una colección por fascículos para montar un Mecagnomo, con un conjunto exclusivo para cada clase jugable.

Ha llegado a un acuerdo con el artista Arthur Lorenz para dar vida a sus diseños tan flipantes que publicó hace unos meses atrás.

El primer fascículo es súper barato, por solo 1 oro, te mandan un dedo meñique (podría ser otro dedo, tampoco lo íbamos a notar) y con cada nueva entrega, te llegará una parte nueva del cuerpo de ese fantástico Mecagnomo.

La colección constará de 400 entregas, y los siguientes fascículos costarán solo 50k la entrega.

Es la primera vez que Blizzard saca un objeto de merchandising en su GearStore con el que se puede pagar con oro del juego. Al parecer, esta figura tendrá una altura de 35 cm de alto y tendrá el sello de autenticidad de Blizzard. Cada figura completa tendrá su propio número de serie.

Estaremos atentos a que la empresa californiana amplíe más información y ver  cuándo podremos adquirirla en la tienda.

¿Y a ti, que clase de Mecagnomo te gustaría tener primero?

Todo sobre la despedida de soltera de Tyrande

Se celebró en Suramar e Illidan fue el streaper

Corría el año, ni se sabe cuándo, Tyrande anunciaba por fin en sus redes sociales que su relación con Malfurión se formalizaba; al fin la pareja de elfos más famosa de la época se casaban.
Durante semanas fueron portada de todas las revistas del corazón y objetivo de todos los paparazzi de aquél Azeroth tan primigenio. Por todas partes habían noticias que especulaban sobre cómo sería la ceremonia, cómo iría vestida la novia y quién sería el padrino.

Sin embargo, hay una parte de la historia que, con mucho sigilo, las amigas de la sacerdotisa consiguieron llevar en la mas absoluta discreción, lejos de los objetivos de las cámaras y los ojos indiscretos; la despedida de soltera de Tyrande.

Fue un absoluto locurón, llamé a Elisande y Azshara que enseguida dijeron que si (se apuntaban a un bombardeo, las muy perras) y me ayudaron a organizarla. Queríamos que fuese una fiesta íntima con sus amigas más cercanas, así que solo avisamos a Alleria (de las hermanas Brisaveloz, era las más marchosa, lo que ha perdido la pobre) y a cuatro amigas del instituto más. También invitamos a Cromi, pero nunca llegó, creemos que se equivocó de época. 

Mientras Elisande se encargaba de reservar el pub mas exclusivo de Suramar, Azshara era la que tenía que encontrar al streaper. Lo que pasa que  se le olvidó, así que, al parecer, a última hora contactó con el primero que encontró: Illidan. Por supuesto, el Tempestira malo no iba a perder semejante oportunidad de bailar desnudo para la Elfa de sus sueños, así que aceptó encantado el trabajo.

Yo no tenía ni idea de a dónde me llevaban. Me vendaron los ojos y me pusieron una túnica de las sacerdotisas de Elune. Al parecer las muy hijas de puta dijeron a todo el mundo que en el pub se iba a celebrar una reunión de sacerdotisas y con eso alejaron a los curiosos, a nadie le molaba aquella mierda de reuniones, eran un tostón. Lo que me dejó flipada fue ver salir a Illidan de la tarta y sin camiseta, no me lo podía creer. Siempre he estado enamorada de Malfurión, pero Illidan siempre me pareció que estaba más bueno. Qué bien lo pasamos aquella noche; menudo pedo! 

Por lo visto la fiesta se alargó toda la noche y continuó por la mañana en el palacio de Elisande dónde las chicas estuvieron en el spa, escuchándo música, bebiendo, comiendo y con servicio de masajes. Y aunque no sabemos exactamente lo que pasó dentro del pub, al parecer hubo una divertida anécdota con Azshara y el cuarto de baño que no son capaces de llegar a terminar de contar, porque se mueren de la risa. Nos quedaremos con las ganas.

A mi no me preguntéis, yo no fui porque no me invitaron. Tampoco hubiese ido, la verdad, no me molan esas cosas, además iba mi hermana y no la soporto en casa, menos en una fiesta; pero no me sentó muy bien que no me invitasen… Luego se extrañarán de que les haya quemado el árbol.