Sanidad cierra temporalmente la feria de la luna negra

Un hot dog con tentáculos que susurraba cosas a una niña, principal causa de la clausura.

El pasado martes, Sanidad ha anunciado que la Feria de la Luna Negra (Darkmoon Faire) ha sido clausurada temporalmente para ser sometida a una revisión exhaustiva.

Al parecer, algunos productos en mal estado y ciertas intoxicaciones alimenticias sufridas por algunas personas tras visitar la Feria, pusieron en aviso a la entidad sanitaria que decidió hacer una inspección clandestina.

El detonante fue un perrito caliente que se estaba comiendo una niña draenei cerca del investigador privado de sanidad.

Primero escuché cómo la niña le decía a su madre que su perrito caliente le estaba susurrando cosas. No le di mucha importancia porque son draeneis y ya sabes que están todos un poco como cabras trastornados. Sin embargo, como la madre no le hacía mucho caso, la niña no dejaba de insistir así que me fijé.

Vi que el hot dog tenía unos pequeños tentáculos a los que, si mirabas fijamente, te llevaban a una especie de trance.

Enseguida me di cuenta que la niña no mentía cuando en mi cabeza empecé a escuchar una voz gutural que decía que quemase cosas. 

Silas Luna Negra (gnomo regente de la afamada feria) ha preferido no dar su opinión al respecto y en su cuenta oficial de Twitter simplemente ha anunciado el cierre temporal de su feria por mejoras.

Desde Sanidad no garantizan que puedan volver a autorizar la apertura de la Feria antes del verano y en caso de hacerlo recibirán inspecciones semanales para garantizar que no exista corrupción en ningún puesto, tanto de comida como de otro tipo.

El paseo en el tiempo deja atrapados a dos jugadores en Draenor.

  • Un fallo en el conmutador del condensador de fluzo del Portal Oscuro hace que estos dos jugadores se queden ahí para siempre.

 

  • Los empleados de Blizzard trabajan a destajo para sacarlos de ahí  «En la vida habíamos visto cosa igual, estamos ojipláticos y patidifusos«

El pasado Jueves 27 de Mayo dos jugadores de EEUU, Christopher R. Harding de Portland y Valerie A. Higby de Phoenyx fueron víctimas de un fallo informático en la programación del Portal Oscuro que les dejó atrapados en una expansión alternativa: Warlords of Draenor.

Juego con Val desde hace muchos años, aunque no nos conocemos en persona, somos amigos y hemos disfrutado el lanzamiento de todas las expansiones siempre juntos.
Como nos aburríamos, decidimos ir a hacer mazmorras antiguas y pensamos que sería una buena idea probar con Burning Crusade ahora que se va a poner de moda otra vez en el Classic.
Primero cruzó Val y después fui yo, cuando entraba vi que el Portal Oscuro empezaba a cambiar de color y saltaban algunas chispas, así que me asusté y corrí detrás de ella.

Al entrar me di cuenta que algo iba mal porque no estábamos en Península de Fuego Infernal si no en la selva de Tanaan.

Tampoco podemos volver atrás y las piedras de hogar no funcionan; además, Khadgar no deja de pedirnos que le llevemos cosas, esto es agotador.

Christopher R. Harding

Este tio es un pesado, llevo años huyendo de él y no hace más que perseguirme. Ya tiene cinco órdenes de alejamiento pero se ve que no valen para el Wow, así que no me queda más remedio que correr.

Traté de entrar en el Portal Oscuro para despistarle y al cruzar le di al interruptor para que él se fuese a Draenor, el caso es que con la sincronización de grupo se ha debido de soltar algún cable y ahora estoy atrapada en esta expansión de m**rda con este imb**il.

Valerie A. Higby

Desde Blizzard creen que puede deberse a algún problema surgido con la actualización del Portal Oscuro para la salida de Burning Crusade Classic.

La cuestión es que sólo existe un Portal Oscuro para todas las expansiones y versiones del juego (son muy difíciles y caros de construir) y funcionan con unos interruptores que hacen que el mismo portal se multiplique por cada petición de jugador conectado en función del servidor, la hora, la zona geográfica y la masa atómica del producto cuántico relativo al desarrollo sinusoidal del proceso empírico.

En este sencillo esquema viene mejor explicado.

Lo único que nos han podido confirmar es que están trabajando a destajo para sacar de allí a Valerie y Cristopher y que puedan seguir cuanto antes una vida normal.

Blizzard pondrá a disposición de los dos muchachos un psicólogo y una serie de vales de descuento para el Burguer King.

Miles de jugadores atascados en el Portal Oscuro.

La reapertura del Portal Oscuro es, quizás, el evento más esperado de este año. En vistas a las pocas novedades que trae el Wow actual, al menos en su versión retail, los jugadores llevan varias semanas deseando que llegue el nuevo «Burning Crusade Classic». Que ya ves tú, es como el primero que salió hace 15 años, pero KEK, nostalgia wins.
Tanto es así, que han estado leveando sus personajes en el «nuevo Classic» hasta el nivel 60 para poder «volver a sentir» ese subidón de la primera vez.

Llevo unos 12 años aquí, en el Castillo de Nethergarde, y esto ha estado bastante tranquilo hasta que anunciaron la dichosa reapertura.  La llegada masiva de toda esta gente me pone de los nervios – nos confiesa uno de los guardias de la fortificación Alianza – Hace algunas semanas llegaron los primeros adalides y bueno, podíamos atenderlos bien, y era agradable hablar con gente nueva. Pero esto es insoportable. Voy a pedir un traslado a Theramore, me han dicho que es más tranquilo.

Por el lado de la Horda, las cosas son muy parecidas: «teníamos carne suficiente para los 4 orcos que estamos aquí, pero esto es una locura. Aunque, bien mirado, se pueden hacer Mak’gora a mansalva, ¡muhahahaha!«.

Ni el hambre ni el sueño parecen disuadir a tantos adalides:

Hemos venido a cruzar el Portal por segunda vez, y es lo más emocionante del mundo. Hay pipiolos aquí que lo harán por primera vez y se ven a sí mismos como héroes. Imagínate que el portal falla y no pasamos todos. O que pasamos todos pero algunos se quedan atrapados como Turalyon en el vacío Abisal. Pobres novatos. Buah, ¡no puedo con los nervios!

Sin embargo, el problema principal es la saturación que sufre la rampa de acceso: todos quieren ser el primero en cruzar y eso implica empujones, peleas por mantener el lugar en la «fila» y algún que otro herido. Tanto Hordas como Alianzas parecen haber dejado a un lado sus diferencias y sólo les importa cruzar en primer lugar.

«Son como los jubilados a las puertas del supermercado un lunes por la mañana. Es una locura» (soldado random apostado en el Portal).

Ve y cruza, adalid. 

Nueva modalidad de PVP: el diálogo

El equipo de desarrollo del WOW, en su afán por destrozar aún más el juego, ha decidido poner en producción una nueva modalidad de PVP: el diálogo.

A partir de la salida del próximo parche, los jugadores de World of Warcraft aficionados al PVP podrán sufrir disfrutar de esta nueva forma de jugarlo.

El modo «Diálogo» permitirá a los jugadores solucionar sus diferencias hablando de forma cordial resolviendo los conflictos de manera mucho menos agresiva.

Creemos que esta nueva modalidad de juego, además de ser necesaria, será muy fructifera, sobre todo para los jugadores mas novicios. De esta forma, además de divertirse de una manera mucho más civilizada, aprenderán que la violencia no es la solución a sus problemas y que el diálogo y la buena educación les abrirán muchas más puertas que un hacha o una espada. 

La puesta en marcha de esta nueva modalidad coincidirá con el lanzamiento de un nuevo campo de batalla: «La mesa de debate» en el que diez jugadores de cada bando se sentarán en una mesa redonda para debatir sobre un tema random para llegar a la solución de un conflicto supuesto.

El modo de puntuación valorará (entre otras cosas):

  • Respeto del turno de palabra.
  • Educación y saber ceder ante una opinión adversa.
  • No insultar.
  • Dar la razón en algo a algún jugador de la facción contraria.
  • Aportar ideas constructivas.
  • Llevar algo de picoteo (ganchitos y cosas así)

En cuanto a las arenas, se pondrá en marcha una nueva modalidad de 1vs1 llamada «Nos tomamos un café y lo hablamos« en la que un jugador de cada bando se sentará a discutir sobre un tema random en una cafetería de Dalaran.  

Desde Blizzard esperan que esta nueva integración del juego tenga tanto éxito que están barajando la posibilidad de cambiarle el nombre al juego por «World of Debatingcraft«

Duras declaraciones de Khadgar: «¡Pues que se busquen la vida!»

Este fin de semana, nuestro equipo de investigación ha decidido visitar a un viejo conocido de Azeroth para ver qué está haciendo tras la caída de la Legión.

En el día de hoy, me presento ante la casa de Khadgar, Karazan. Una torre que da un poco de mal rollo, pero con su dueño tuvimos buen rollito cuando la Legión Ardiente atacó las Islas Abruptas.

Llamamos a la puerta y nos recibe el mismísimo Khadgar en persona (creo que su asistente está muerto), pero con un atuendo un poco peculiar. Nos recibe con una bata de andar por casa, pantuflas y en calzoncillos.

«¡Anda! ¿Era hoy la entrevista? Disculpad si voy un poco cómodo. Es mi casa, ¿sabes? Pasad, pasad».

Conforme nos adentramos en la torre, vemos un notable desorden. Los libros estaban fuera de su estantería, algunos abiertos, otros rotos, otros quemados. Un caos. Conforme nos vamos acercando a la estancia donde pasa el mayor tiempo del día el gran Archimago, vamos notando un olor peculiar. Muy familiar, pero peculiar. Khadgar se sienta en un sofá bastante sucio mientras coge la lata de cerveza enana que tenía a medias en la mesa.

«Sentaos, sentaos. Estáis en vuestra casa».

Observando la notable suciedad del lugar, decido acercarme una silla. La menos sucia de la estancia. De paso, le echo un vistazo al lugar. Ya tengo claro que era ese olor peculiar, viendo las chustas de porro en el cenicero. Parece que el Archimago se ha fijado en mi mirada.

«No te preocupes por eso. Es un poco de Mostacho de Khadgar que me han traído del norte. Ayuda a pensar», nos dice mientras se señala la cabeza.

Esta era mi oportunidad, había que preguntar. ¿Pensar en qué? Ha habido una guerra a nivel mundial, un dios antiguo despertó para arrasar con el planeta y ahora el maldito cielo se ha roto en dos abriendo el velo entre la vida y la muerte. Se nos hace un poco raro que no haya participado.

«A ver, yo vine para estudiar un poco cómo sanar la vida de Azeroth después de que Sargeras le clavara la espada. Pero claro, también me fijé en que allí estaban liados druidas y chamanes para sanar el mundo. ¿Qué podría hacer un simple mago como yo?»

Que se llame a sí mismo «simple mago» después de ayudar a salvar el mundo varias veces, nos hace dudar un poco. Pero bueno. Lo siguiente era preguntarle qué ha estado haciendo realmente durante todo este tiempo.

«Pues ya sabes. Una cervecita por allí, unos buenos mostachos por acá… Para despejar la mente. He viajado incluso a otros mundos, muchacho. Qué menos que descansar un poco».

También nos preguntamos si sabía algo sobre N’zoth o sobre lo ocurrido en Corona de Hielo.

«¿N’zoth? ¿Por eso hace un tiempo vinieron unos locos a aporrear la puerta? Jajajajaja. Pensaba que eran los chiflados del martillo crepuscular. Me dije: ¿Lleva N’zoth miles de años encarcelado y va a salir ahora? SI, CLARO. ¿No me digas que pasó en serio? Pues vaya suerte que no haya querido venir a esta torre».

Perplejos ante el pasotismo del mago, decidimos preguntar por los acontecimientos más recientes, como que el cielo se quebrara. Quizá si habría notado algo.

«Ah, eso»- nos dice mientras señala por la ventana el evidente agujero en el cielo a lo lejos- «Evidentemente tiene pinta de que algo ha pasado con el Rey Exánime, ¿pero eso no es problema de los Caballeros de la Muerte? ¿Qué pinto yo ahí? Que se las arreglen con sus cosas de muerte».

Viendo que no se entera de nada, le contamos más o menos cómo va el tema y todo lo que ha pasado. De paso, aprovechamos para decirle que se ha divisado en Oribos un cuervo, muy similar a la forma que adquiere él gracias a su bastón.

«¡Jajajajaja! Pero chico, ¿para qué quiero ir yo a las Tierras Sombrías? Pues será un cuervo más de por allí, ¿a mi que me cuentas? Además, ya me has dicho que hay muchos héroes allí, que también está Thrall, Tyrande y todos los demás… ¡Pues que se busquen la vida! ¿Acaso tengo que estar yo ahí siempre para salvarles el culo? Anda, anda. Y mira, lo siento, aquí acaba nuestra entrevista porque echan ahora por la tele un programa sobre el deporte favorito de los goblins. Venga, a pastar. Mira que llamarme vago a mi de manera indirecta…»

Y así, el famoso Archimago nos echa de su torre para continuar en su rutina de drogarse y no hacer nada. De momento ni está, ni se le espera por Shadowlands, y menos mal. Porque como vaya con la tajá que lleva, le tendríamos que salvar nosotros a él.

Hasta aquí el reportaje del equipo de investigación de Azeroth. Volveremos con otro personaje célebre de nuestra historia para ver qué hace ahora que no le vemos el pelo.

Magni Barbabronce será objeto de un ERE

La titánide durmiente Azeroth ha tenido que ejecutar un expediente de regulación de empleo a toda su empresa, por causas económicas, para asegurar la continuidad de la empresa y superar el desequilibrio de sus cuentas.

Hasta donde hemos podido llegar a conocer, Azeroth perdió tal cantidad de Azerita durante BFA que a día de hoy NO le es posible garantizar la nómina tan abultada que le exigía el Enano diamantino. Por lo que hemos podido averiguar, no solo estaba el problema del pago de la nómina, sino también del mantenimiento del Enano. Requería mucho cristasol y pulido en todo su cuerpo y los Forjados Titánicos que se encargan de ello estaban cansados ya de pulirle el traseo al viejo Barbabronce y estaban empezando las protestas sindicales. El clima laboral en las Salas de Comunión estaba siendo insufrible, llegando al punto en el que MADRE estaba ya forjando unas chanclas titánicas para poner orden en dicha sala.

Sea como fuere, antes de entrar en concurso de acreedores, Azeroth ha tenido que tomar esta dura medida que afecta a la totalidad de su Departamento de Portavoces y espera que sea temporal. La gestora titánica nos asegura que, en el momento en que las cuentas estén saneadas volverá a contratar los servicios del Enano translúcido, pues éste es el único que entiende su idioma.

Esto es un ligero contrapié para mí, pero no pasa nada. Me vuelvo a Forjaz con teletrasporte titánico y descansaré en casa durante una temporada. Trabajé mucho durante BFA y SL está siendo muy flojito en cuanto a curro se refiere. Seguro que la familia me estará echando de menos. — Magni Barbabronce