El parche 9.1 saldrá el 1 de julio!

Esta madrugada saltaban todas las alarmas: ya se sabe la fecha de salida del parche 9.1, que será el día 1 de julio.

No puedo decir mi nombre, pero os aseguro al 100 por 100 que la fecha oficial de salida del parche 9.1 es el día 1 de julio… Lo que no recuerdo es de qué año estaban hablando, ¿quizás 2022? ¿2023? No importa, ¡el hecho es que estoy emocionado! Espero que los jugadores se lo tomen igual que yo.

Eh…. no, parece que no todos los jugadores se lo toman igual de bien. Algunos han decidido no sólo cancelar sus suscripciones, si no desinstalar todos los juegos de la franquicia. «Me siento estafado, sinceramente. Tengo que cambiar el rumbo de mi vida de gamer. Ahora me dedicaré, por fin, a mi granja de Facebook, que la tenía muy parada. Quiero reconciliarme con la naturaleza«

Sin embargo, encontramos una pequeña comunidad que sí está entusiasmada, puede que incluso esté algo drogada flipada. Ellos son los «Seguidores del Propósito» y sienten una gran alegría por esta noticia: «siempre supimos que El Propósito estaba en lo cierto, ya que nos transmite ideas directamente a nuestras mentes. Una de ellas, claramente, fue la salida del parche el 1 de julio. Estamos preparados y entusiasmados, aunque tengamos que esperar un mes o dos años«.

En cuanto a los directivos, parece que no les afecta esta filtración. «Lo tenemos todo calculado: hemos dado una fecha, que es lo que se nos pedía. Sí, puede que sea incompleta pero, qué más da. Tenemos un gran número de jugadores enganchados a la TBC Classic y bueno, estamos negociando comprar Facebook y sus juegos de navegador. Es una jugada maestra«.

Ve y sírvete una copa, adalid, esto va para largo.

***Nota: La idea original para este artículo nos la dió Ikki (@ikkikun1988 en Twitter).
Mil gracias de parte del equipo de El Pergamino.

El regreso de N’zoth, la vieja confiable: «orac ragap a siav ol»

Habéis leído bien el titular y os aclaramos que NO, no hay ninguna errata y SI, N’zoth regresará en el parche 9.2. 

Los ánimos no están siendo muy optimistas en las oficinas de Blizzard. Tras el desplome de las suscripciones activas, los directivos se vieron obligados a sacar la TBC Classic (que estaba prevista para septiembre) para repuntar un poco el número de jugadores activos.
Recordamos que, pagando la suscripción del Wow, puedes jugar a las 3 versiones del juego: Classic, Retail y Burning Crusade Classic. 

Con toda esta ola de nostalgia y “novedad”, ahora respiran más tranquilos, pero la sombra del fracaso persiste.
La que tildaron como “expansión más ambiciosa” se derrumba por todos lados: Torghast es prácticamente infumable, las Fauces, más de lo mismo, y con las campañas de Curia a máximo nivel, la gente se aburre y deja el juego.
En Blizzard lo tienen claro: “cuando las cosas no van bien, llamamos a viejos pesos pesados del lore para arreglar la situación. Lo hicimos con Illidan en Legión, hemos traído al Príncipe Negro en BfA y ahora tenemos a Thrall en Oribos. Pero sigue fallando algo.”

“A mí me vinieron a buscar arrastrándose por los suelos como viles gusanos. Les dije que no era necesario, pero mira, los humanos son bastante tontos y sinceramente, me gusta que se humillen – nos cuenta N’zoth – Que yo estaba muy feliz en Ny’alotha, ¿eh? Una vez acabó la raid (una ilusión, ya sabes) se fueron todos y me dejaron tranquilo de nuevo. Pero ahora quieren que vuelva y siembre el caos allá donde pise. No sé qué de la vieja confiable.”

Una de las “novedades” que traerá el regreso de N’zoth, es que no se entenderá nada de lo que diga (aún más) y así los jugadores/adalides podrán pasar mucho tiempo intentando descifrarlo. Podremos oírle decir cosas como «orac ragap a siav ol, sodaraperp siatse on» (le hace mucha ilusión decir esto) o también «¿sednocse éuq?, nóisuli anu» nos confiesa este Dios del Vacío. 

“Me gusta trolear a los habitantes de Azeroth; y lanzar frases sin sentido, lo que más. Porque, a ver, ¿tú sabes la cantidad de horas de charla y especulación que hay sobre mi por internet? Ni te acercas! Y bueno, hay algunas frases que están demasiado manidas, ya. Las voy a cambiar por nuevas frases sin sentido, pero escritas al revés. ¿A qué es la bomba?

Esperemos que sea más que suficiente para que las cosas cambien en Wow.

¡Dilada, evris y ev!

Las croquetas que no te comes, acaban siendo Drust.

Los Drust, esos seres malvados que pululan a sus anchas por ciertos bosques, son en realidad croquetas. Pero no cualquier croqueta: son las croquetas que NO TE HAS COMIDO.
El hecho de dejar una croqueta, la última croqueta, abandonada en un plato, es un acto de lo más deleznable. Si alguna vez has cometido tal atrocidad, que sepas que lo vas a pagar muy caro.

Efectivamente – nos aclara un anónimo Kyrirano – veníamos observando un hecho bastante extraño: las almas de los mortales viajan directas a Las Fauces (ya sabes, Enjuiciadora fuera de cobertura) pero hay otras almas que, inexplicablemente, llegan a algunas zonas de Ardenweald y toman forma de Drust.  Hemos intentado ponerle solución, pero nos ha resultado imposible. 

«En Ardenweald intentamos «curar» esas almas afligidas pero es bastante complicado. Algunas de esas «croquetas», como las llamáis, se han convertido en monstruosidades élites y son muy vengativas. Su vida debió ser muy terrible para pagarlo de esta manera«, nos confiesa una de las hadas rándom del Bosque.

Nuestra conclusión es muy simple: NUNCA, bajo ningún concepto, dejes ABANDONADA a la última croqueta del plato. Su venganza podría ser mucho más que terrible.

Ve y come, adalid.

Mary Poppins llega al Wow.

La entrañable y mágica niñera, Mary Poppins, llega en forma de NPC a nuestro querido Wow.
Tal vez estés pensando en cómo es posible que podamos encontrarnos con ella en las tierras Sombrías. No te equivoques, no verás su «alma» (malahente) sino que la verás a «ella» vivita y coleando, tal y como la recuerdas: con su paraguas, su bolso y su gorro (si, es inmortal).
Nuestra querida Mary viene dispuesta a ayudar, como viene haciendo desde hace más de cien años, a todos los adalides «perdidos» y sin fututo que anden algo despistados por las Shadowlands. Y nos trae soluciones muy divertidas para recuperar la alegría de jugar al Wow.

Vengo a traeros la felicidad que creíais olvidada, con unas canciones muy alegres que cantaremos todos juntos, como por ejemplo: «Con un poco de azúcar, esa ánima se va y estigia ganarás», «Chim- chimini, chim chim chiró, la suerte en el cofre te la daré yo» y por supuesto «Supercalifragilísticoespialidoso, aunque suene extravagante, raro y espantoso, si lo dices varias veces en pasillos sinuosos, multiplicarás cenizas, ¡esto es fabuloso!»

La idea es que los jugadores recuperen un poco de alegría y puedan seguir pagando avanzando en el juego sin que parezca una tortura, como viene siéndolo  estas últimas semanas. Así que no lo dudes: busca a Mary en Oribos, canta con ella una canción y todo será mucho más fácil «jo, jo, jo, me río yo, ja, ja, ja, leveo de verdad, ji, ji, ji, a Venari yo la vi, ju, ju, ju, ¡el adalid eres tu!«

Ve y canta, adalid.

¿A dónde irás tras tu muerte?

¿Alguna vez te has preguntado a donde irás cuando llegue tu hora? ¿Visitarás las doradas llanuras de Bastión o recorrerás las lúgubres callejuelas de Revendreth? ¿Te unirás a las filas de los ejércitos de Maldraxxus o descansarás en los bosques de Ardenweald?

¡Si quieres saberlo. completa nuestro test para salir de dudas!

*No recogemos ningún dato ni almacenamos ningún tipo de información por cubrir este formulario. Puedes hacer click sin miedo.

El plan del Carcelero hace aguas por todas partes

Nuestro súper-villano favorito de Shadowlands, no ha parado de repetirnos una y otra vez, que “Nadie sale de las fauces”, algo curioso porque los adalides tenemos pase VIP y eso es como «el conio de la Bernarda». Lo irónico es que tito Zovaal también quiere tener ese pase para irse de parranda para hacer sus cosas de malo, maloso.

El problema está en que la estrategia empresarial de Blizzard parece que no va en sincronía con la historia del juego, y aunque nuestro carcelero de confianza se ponga intensito por aparentar ser el más maligno del mundo universal, hace aguas por todas partes su malvado plan.

Shadowlands salió el 23 de Noviembre de 2020, es decir, llevamos 6 meses sin contenido nuevo desde entonces, y la emoción de todos los jugadores se ha ido desinflando con cada semana que va pasando, Y ES NORMAL.

Todos pensábamos que el problema de Shadowlands era la falta de ánima, pero es que donde aparentemente falta ánimo es en Activision Blizzard que no se entiende este tiempo tan laxo entre parche y parche de contenido. Qué si, que estamos en pandemia y todo lo que tu quieras, y que el trabajo se ha llevado a casa, pero… ¿de verdad es necesario tanto tiempo?

Total, que todo esto no hace más que desbaratar los planes del Carcelero. El pobre, por mucho que se esfuerce en evitar que “nadie salga de las fauces” le va a dar igual, porque si no hay jugadores, no hay nadie a quien evitar que se salga.

Luego dirán que si el Carcelero no tiene carisma, que si Denathrius es un gigoló y es el verdadero ente que maneja al resto como marionetas y demás fumadas mentales, porque al final la imaginación del jugador vuela más alto y es mucho más atrevida que la de que proporciona Blizzard de manera canónica.

La estrategia elaborada durante eones por el carcelero para recuperar lo que “por derecho es suyo”, no hace más que tener retrasos y más retrasos. Hemos hablado con él y nos ha dicho esto al respecto:

«Yo, de verdad que lo intento. Quiero ser el malvado más maligno del Universo, pero cuando Blizzard se puso en contacto conmigo para darme este papel, no me habló de pandemias, ni de retrasos de contenido, ni de que su propio equipo se iba a desmantelar a cuenta gotas durante el periodo de mi contrato.

Yo estaba muy a gusto haciendo ganchillo con mis cadenas en Torghast.

¡Es que vaya tela! Eones planeando mi TFG para salir de las fauces y ya no tengo ni jugadores a los que doblegar… todos se están yendo a la competencia. ¡Vergüenza!

Encima ahora tengo que cuidar al mocoso rubio y lidiar con la actitud adolescente de la elfa emo.» — Zovaal