Seleccionar página

Un joven inicia una huelga de hambre frente a las oficinas centrales de CD Projekt Red en  Varsovia, Polonia, tras descubrir que la mayoría de bugs con los que se entretenía a diario habían ido desapareciendo. Su entorno comenzó a ver comportamientos de aislamiento, que no se relacionaba con nadie y permanecía todo el día frente al ordenador buscando bugs.

Siempre me ha encantado explorar los sitios más extraños, meterme en un callejón de medio metro de ancho con la furgo, amenazar a algún inválido sólo para ver cómo se levantaba y echaba a correr; recuerdo un día en el que lancé una granada de mano en mitad de un atasco y de repente toda la gente salió a la vez de los coches, fue maravilloso. Ahora ya nada es lo mismo.

Las autoridades temen por la salud del joven, ya que los tres meses anteriores al comienzo de la huelga, sólo se alimentó de doritos y Cherry coke.

Para vosotros, bugueadores.