Todo el mundo conoce (o al menos, se los ha cruzado alguna vez) a este par de pequeñuelos que corretean por todo el distrito de los mercaderes y que están persiguiéndose mutuamente.

Los lugareños más veteranos y observadores, se habrán fijado que, al principio, Donna perseguía a William porque éste le había quitado a “Betsy” su muñeca, pero con el Cataclismo, las tornas cambiaron y ahora es William quien intenta alcanzar a Donna, pues ella, esta vez, le ha arrebatado a su gorila de juguete mecánico, y ahora es el joven William quién persigue a Donna para recuperarlo. A pesar de que podría considerase justicia poética, lo cierto es que, al margen de la anécdota, estos dos cachorros humanos no han parado de hacer lo mismo una y otra vez durante 16 años. No han crecido, no sabemos quiénes son sus padres, y lo peor de todo, nadie sabe cómo entran y salen de la capital sin ser vistos.

Pensadlo, dos niños humanos que pueden pasar inadvertidos y que corretean por el núcleo económico de la capital alianza, que ya de por sí es muy ruidosa, sobre todo el barrio de los mercaderes, y poseen la facilidad de pasar inadvertidos pues, quién iba a echarle cuenta a par de mocosos que solo están jugando y gritando.

Los asistentes sociales han puesto el grito en el cielo, ya que, aparentemente, estos niños no están supervisados por adultos y no parece hacerse cargo de ellos nadie. No obstante, lo que ha hecho que se centre el foco en ellos, no es su falta de cuidado, sino su facilidad para entrar y salir de la capital sin ser vistos, algo que a más de uno le ha erizado el bigote.

Un cuerpo especial del IV:7 está investigando a los chavales, pero desde hace unos días no se sabe nada de ellos, las suposiciones más locas ya están barajando la posibilidad de que los niños fueran Natherim disfrazados, tramando algún plan vil y cruel, como han hecho otras veces.

Desde El Pergamino, hacemos un llamamiento a la ciudadanía y si encuentran a los muchachos, por favor no les digan nada, sólo compartan las coordenadas con algún guardia de la capital para que este cuerpo especial del IV:7 pueda hacerse cargo con el mayor rigor posible. Todos queremos lo mejor para Donna y William, si es que son sus verdaderos nombres, igual si te descuidas se llaman Donnathrius y Willthreus.

Id y tened cuidado, nos vigilan por todas partes.

Xeitsu - Redactor
Sígueme en: