Seleccionar página

«¡Comparar no es justo!», declaró la juez justo después de dictar sentencia.

Y es que, el pobre Edwin S. Larock no se imaginaba la que se le venía encima cuando publicaba en su blog una (según dice su abogado) humilde opinión comparativa sobre dos videojuegos que actualmente están en boca de todos: Elden Ring y Lost Ark.

Edwin S., de Birmingham tiene desde hace años un blog en el que habla de videojuegos, hace comparativas, etc…

«Lo hago sin ánimo de lucro, los videojuegos son mi pasión desde que soy un crio y compartir mi opinión con los demás me gusta. Si puedo ayudar a otras personas a elegir qué videojuego jugar ya me habré dado por satisfecho.»

Sin embargo, el pasado lunes, Edwin publicó una comparativa sobre los dos videojuegos antes mencionados que no fue bien acogida.

Tanto Bandai-Namco (compañía que distribuye Elden Ring) como Smilegate (compañía que distribuye Lost Ark) no tardaron ni un segundo en lanzarse al cuello del pobre muchacho denunciándolo por injurias y calumnias contra sus trabajos.

Lo peor de todo es que la comparativa de Edwin no hacía ni un solo comentario negativo de ninguno de los dos videojuegos, simplemente se dedicaba a decir «lo que más le gustaba de cada uno».

A pesar de no ser una crítica destructiva, ambas compañías interpretaron que el halago hacia la otra compañía era un agravio contra ellas mismas, por lo que enseguida presentaron la denuncia en el correspondiente juzgado.

Gracias a los juicios express que se celebran en Estados Unidos, en menos de una hora Edwin se encontraba sentado en el banquillo con las esposas puestas y flipando por lo que estaba pasando.

Casi no tuvo tiempo de argumentarse cuando la juez dictaminó sentencia a favor de las grandes compañías, cuyos representantes lloraron y se abrazaron al saber que habían conseguido meter entre rejas a tamaño criminal.

Recordad, adalides: opinar es gratis, pero los actos tienen consecuencias.

Ve y opina, adalid (si te atreves)