Seleccionar página

Una de las misiones más curiosas que encontraremos en nuestras aventuras de Dragonflight es la de Duck Hunt, en la que tendremos que «cazar» los recién estrenados modelos de patos de esta expansión.

Lo más curioso de todo, es que solo las cuentas de los jugadores de los 80 tendrán disponible esta misión, que la dará un npc perdido de la mano de Elune en las Islas Dragón. Si eres un jugador más joven, aunque ya no tanto, de los 90 en adelante, no podrás disfrutar de esta reseña, a no ser que hayas trucado tu fecha de nacimiento el día que creaste tu cuenta de Battle.net.

Es la primera vez, que se sepa, que una compañía de videojuegos elabora un «huevo de pascua» para una generación en concreto. No sé si será acertada o no la decisión, pero supongo que los jugadores más veteranos reconocerán sin duda este mítico juego de la NES y la disfrutarán con nostalgia. La misión funciona exactamente como en su día, tendremos que disparar a los patitos y un perro se reirá de nosotros si fallamos.

Así que ya sabes, aventurero, ve y dispara, pero con buena puntería o un perrito cazador se reirá de ti, de nuevo.

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído.