Seleccionar página

Hace ya unos días que comenzó Shadowlands, y asistimos al incesante desfile de adalides mostrando sus mejores éxitos: velocidad de leveo, guerrero más sangriento en zonas problemáticas, los que consiguen logros de monturas, los que ya han pasado por las mazmorras… Pero existe un adalid que no cumple nada de lo anterior, que se dedica a perder el tiempo entre el paisaje: el adalid contemplativo.


Nos hacemos eco de la historia de uno de estos adalides, que prefiere mantenerse en el anonim.. “dilo, puedes decirlo, pon mi nombre. A ver, apunta…ESE…KA…O con diéresis…I… Skaöi, no te olvides la diéresis, eso es” Bueno, ella misma nos cuenta su experiencia.


“Pues qué quieres que te diga, llevo muchos años en esto de luchar por todo tipo de causas, salvar Azeroth una y mil veces, a éste o aquél líder, bla bla, y he decidido que ya está bien. Que me voy a tomar las cosas con tranquilidad. Es que vamos a ver, ¿tú ves lo que yo veo? –estamos en mitad de una planicie dorada y calmada de Bastión– Mira este paisaje, ¿no crees que es perfecto para echarse una siesta? ¿No piensas que los problemas de este mundo pueden esperar unas horas? ¿Acaso has estado en un lugar tan increíble como éste? ¡Y lo llamaban Tierras Sombrías! Lo que pasa es que no quieren que vengamos aquí!”


Lo cierto es que esta peculiar adalid lleva algo de razón. Desde la redacción de El Pergamino reconocemos que la belleza del lugar es ciertamente sobrecogedora. Los paisajes de ensueño te invitan a olvidarte de todas tus preocupaciones, se respira paz y tranquilidad por cada rincón de estas tierras. “Eh, tú, si tu, sácame una foto aquí con esta charca, Mira estas aguas cómo brillan. ¿Y qué me dices del tiempo que hace? Ni lluvia, ni frío, ni nieve.. Es un paraíso”

Mientras el adalid nos habla, vemos unas siluetas que se acercan hacia nosotros. Se trata de dos Kyrianos que hacen aspavientos en nuestra dirección. “Oh, si, mis guías -dice nuestra adalid- son buena gente, pero algo insistentes. Ya sabes, se supone que no podemos estar aquí, que hay que salvar este lugar, en fin, lo de siempre. Ni caso.”


Seguimos con la entrevista a nuestra.. oh, un momento, parece que se va corriendo. Se acerca un peligro, queridos lectores … Ah, pues no, ya vuelve y vuelve acompaña de una bestia que parece un león alado

“Qué te parece mi nueva mascota? Bonita, ¿verdad? Es un larion azul, precioso. También hay una variante de pelaje dorado. Son unas bestias fenomenales. Te he dicho ya que soy cazadora? No siempre estoy combatiendo, como comprenderás, a veces busco nuevos compañeros, como esta preciosidad. Siempre me pasa lo mismo en cada nuevo lugar que visito. Aprovecho para ampliar mi colección de mascotas. Además, acaban de ampliar el número de casillas de establo, y estoy que no me lo creo! Hay tantos por añadir!”


Está claro que las prioridades de los héroes son bien diferentes, y hay espacio para todos ellos en las Shadowlands. Nos despedimos hasta una próxima noticia y aprovechamos para descansar en este paisaje tan hermoso.. uy, espera, ¿he escrito yo eso? ¡Borra, borra!