Seleccionar página

L.M.C (no podemos dar su nombre completo), jugador de Wow natural de Detroit, ha descubierto uno de los secretos mejor guardados de la franquicia: el cuarto secreto de juegos de Zovaal. Este jugador, amante de los enigmas, buscador de tesoros y descifrador de frases enigmáticas, es todo un experto en descubrir secretos ocultos del Wow. Uno de los más famosos fue la montura «Pesadilla Lúcida», que descubrió junto a su grupo de amigos.

Me flipan esas cosas, en serio. Cuando sale una expansión nueva, siempre voy a saco para descubrir cualquier cosa poco usual, un eater-egg, un secreto, un objeto fuera de lugar… lo que sea. Casi toda mi investigación empieza en la fase de pruebas, pero el verdadero reto es hacerlo con el juego en vivo.

Nuestro amigo sigue hablando, pero no nos interesa mucho lo que dice, hasta que llega EL MOMENTO que da título a nuestro artículo de hoy: el descubrimiento del cuarto de juegos de Zovaal.

Recuerdo que estaba en Korthia, haciendo las diarias, y al pasar junto a una de las cadenas, recordé lo del váter espacial y me dije <tienes que investigarlo>. Así que me subí a todas las cadenas del lugar. Obviamente, me tiraron de todas, excepto de una. Ésta sería la buena, pensé, y seguí a un ritmo lento para no caer. Cuál fue mi sorpresa cuando el final de la cadena entraba directamente a una sala de Torghast, con muchas luces de colores y entonces lo vi: era el cuarto de juegos de Zovaal. Había varias mesas de juego, pude ver claramente un parchís, una oca, un ajedrez, un mapa desplegado con figuritas de Warhammer… Una locura. ¿Que cómo sé que es el cuarto de Zovaal? Hombre, aparte de que había un cuadro enorme con su retrato, le vi ahí sentado, pensativo, frente a una partida de mus. Casi me da un parraque.

Así pues, se descubre uno de los mayores secretos de esta expansión. Si estás pensando en subir por las cadenas, no lo hagas, ya lo han capado.

Ve y juega.