Seleccionar página

Vivimos tiempos convulsos en una era digital cada vez más presente en nuestro día a día. Cada nueva expansión de World of Warcraft ofrece una oportunidad de negocio si eres lo suficientemente astuto para aprovecharla.

Tenemos webs que integran addons sofisticados que permiten liarte más ayudarte más en la optimización de tu equipo, perfeccionar los tiempos en tus rotaciones o simular posibilidades infinitas para ser el más pro de tu guild.

Todas ellas con acceso gratuito para probar la herramienta y con una versión premium si quieres tener acceso a un volumen de información con más prioridad sobre los que usan la versión gratuita. El tiempo es dinero, colega. Además de las archi-conocidas webs que te dan la información clasificada, filtrada y servida en bandeja de plata sobre configuraciones de talentos, rotaciones, equipo, etc.

De todas estas necesidades, surgen las oportunidades de negocio. Y aunque toda esa información está disponible, hay que poner de tu parte para entenderla y luego aplicarla a tu caso particular (Jose Luis, admitámoslo, tú no eres un coreano que juega 18 horas todos los días para tener los mismos resultados que él, ya está bien) lo que puede llevar a una frustración no deseada al comprobar en tus carnes que no consigues los objetivos esperados.

MMOnline ofrece cursos 100% de pago, para que aprendas a manejar tu clase, de verdad. Con un plan de estudios que empieza desde nivel 1 hasta nivel 70 como primer tramo de aprendizaje. Y luego, el segundo curso, a nivel 70, ya te enseña los mejores trucos para el contenido en el que quieras ser el puto amo lo más. Tienen planes personalizados de PvP, Míticas Plus o Raid. Se adaptan a tu conocimiento y estilo de juego y por supuesto, tienes el pack completo que integra todo: Leveling, Pvp, M+ y Raid.

Un tutor te guiará paso a paso, te explicará qué haces mal (y te cobrará por ello) porque eres un manco y cómo dejarás de serlo. Será tu coach, no solo en el juego, sino en la vida real (igual hasta hace de ti todo un humano de provecho).

No descartan dar el salto a juegos mucho más sencillos como el Parchís, el Monopoly, el Julepe, la escoba o la brisca. Ahora que están próximas las fechas navideñas y habrá reuniones familiares, podrás ganar a tu cuñado que «todo lo sabe».

Ve y entrena, adalid, porque a este paso solo quedará que contrates a alguien para que juegue por ti y ganes sus logros, como tu jefe (equis dé).

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído.