Habéis leído bien el titular y os aclaramos que NO, no hay ninguna errata y SI, N’zoth regresará en el parche 9.2. 

Los ánimos no están siendo muy optimistas en las oficinas de Blizzard. Tras el desplome de las suscripciones activas, los directivos se vieron obligados a sacar la TBC Classic (que estaba prevista para septiembre) para repuntar un poco el número de jugadores activos.
Recordamos que, pagando la suscripción del Wow, puedes jugar a las 3 versiones del juego: Classic, Retail y Burning Crusade Classic. 

Con toda esta ola de nostalgia y “novedad”, ahora respiran más tranquilos, pero la sombra del fracaso persiste.
La que tildaron como “expansión más ambiciosa” se derrumba por todos lados: Torghast es prácticamente infumable, las Fauces, más de lo mismo, y con las campañas de Curia a máximo nivel, la gente se aburre y deja el juego.
En Blizzard lo tienen claro: “cuando las cosas no van bien, llamamos a viejos pesos pesados del lore para arreglar la situación. Lo hicimos con Illidan en Legión, hemos traído al Príncipe Negro en BfA y ahora tenemos a Thrall en Oribos. Pero sigue fallando algo.”

“A mí me vinieron a buscar arrastrándose por los suelos como viles gusanos. Les dije que no era necesario, pero mira, los humanos son bastante tontos y sinceramente, me gusta que se humillen – nos cuenta N’zoth – Que yo estaba muy feliz en Ny’alotha, ¿eh? Una vez acabó la raid (una ilusión, ya sabes) se fueron todos y me dejaron tranquilo de nuevo. Pero ahora quieren que vuelva y siembre el caos allá donde pise. No sé qué de la vieja confiable.”

Una de las “novedades” que traerá el regreso de N’zoth, es que no se entenderá nada de lo que diga (aún más) y así los jugadores/adalides podrán pasar mucho tiempo intentando descifrarlo. Podremos oírle decir cosas como «orac ragap a siav ol, sodaraperp siatse on» (le hace mucha ilusión decir esto) o también «¿sednocse éuq?, nóisuli anu» nos confiesa este Dios del Vacío. 

“Me gusta trolear a los habitantes de Azeroth; y lanzar frases sin sentido, lo que más. Porque, a ver, ¿tú sabes la cantidad de horas de charla y especulación que hay sobre mi por internet? Ni te acercas! Y bueno, hay algunas frases que están demasiado manidas, ya. Las voy a cambiar por nuevas frases sin sentido, pero escritas al revés. ¿A qué es la bomba?

Esperemos que sea más que suficiente para que las cosas cambien en Wow.

¡Dilada, evris y ev!

Nalimeria - Redactora