Seleccionar página

Pues eso, que somos hamijos, papá. — Le dijo Jaina a su padre Dalin, refiriéndose a Thrall.

Ya está, ya llegó, es cruce de facciones. Y es que el roce hace el cariño, y si no, que se lo digan a todos tus hamijos de la sede de clase en Legion. Pronto podremos disfrutar de esta esperadísima reforma en el juego, que carecía de base alguna, salvo para los más puristas que simplificaban lo de “horda vs alianza” y de ahí no salían.

La noticia se ha compartido como la pólvora encendida, y los viejos reinos alianzas respiran esperanzados al poder reencontrase y volver a jugar con sus amigos hordas (que antes eran alis, y que migraron para poder raidear y tener mejores opciones de encontrar grupo, ya que en sus anteriores reinos se veían privados de tales elecciones, pero eso es otro tema del que hablaremos otro día).

“Por fin podré jugar con mis hamijos hordas. Llevo 2 expansiones en la Alianza de Tyrande, llegué a pensar que el juego estaba en el modo classic al no ver tanta gente”. — Lêgøläs, Elfo de la noche [Cazador puntería]

Sí, todos hemos puesto la cara del orco al enterarnos de la noticia, equisdé.