Seleccionar página

Por fin, después de todos estos años siendo un juego «muerto, moribundo, que se muere» y tras la aparición de cientos de juegos «wowkiller», ha llegado la verdadera salvación del Wow: la entrega de ánima a distancia.

Es tal la alegría de los jugadores (pros y casuals) que se han incrementado en un 600% las suscripciones de 6 meses de juego. «Un milagro», según nos cuenta, vía Skype, nuestro becario de confianza.

Parecía que estaba todo perdido, después de la hecatombe sufrida estos últimos meses. Y mira, un cambio tan estúpido simple como éste, ha resultado ser la clave para la resurrección reactivación del interés en el juego. Cuando los adalides estén en Korthia, podrán hablar con el Archivista Roh-Suir, y seleccionar la opción de «enviar ánima» a cualquier otro personaje de la misma cuenta.

Pero esto no será todo. Además, nos han confirmado que habrá un «botón rojo y otro verde» para enviar el ánima. Podría enviarse, o bien a otros personajes de la cuenta, o bien, recibir esa ánima en la vida real «porque andamos cortos y siempre nos viene bien estar animados en nuestro día a día«. Sólo necesitaremos estar dentro del juego, o bajarnos la App «Ánima-T» y pulsar el botón del color correspondiente. El envío y su entrega serán inmediatos (no como esa empresa de paquetería exprés, KEK).

Ve y pulsa el botón, Adalid.