Seleccionar página

Después de la bomba de humo que tuvo que hacer con la liada de “Sylvanas”, el bueno de Gallywix no estaba ni mucho menos acabado. Con la reciente paz y fraternidad de la Horda y la Alianza, Gallywix ha visto una oportunidad de negocio para ambas facciones.

La subida de precios en todas las versiones de Dragonflight han hecho saltar todas las alarmas, sobre todo a los padres, que tienen que decidir si viciar o comprarle los libros para que puedan ir al cole en Septiembre.

El bueno de Gallywix siempre aprovecha las oportunidades que se le presentan y,  curiosamente, van muy paralelas a los intereses de Blizzard Entertainment. Las malas lenguas dicen que Bobby Kotic es el álter ego de Gallywix, pero nunca lo sabremos del todo.

Es por este motivo que Gallywix ha querido comenzar a retomar su oficio de siempre, usurero prestamista y ayudar a todas las familias de Azeroth, ya sean de la Horda o de la Alianza, para ayudarles a continuar sus aventuras en las Islas Dragón.

En cómodos plazos, y con unos mínimos intereses, los jugadores podrán pagar la nueva expansión sin enterarse. (Avisa que la suscripción no está incluida).

Así que ya sabéis amigos, si aún os fiais de la buena voluntad de Gallywix y queréis pillaros la epic mega edition, podéis ser sangrados por Gallywix y no por Blizzard.

Id y ahorrad, adalides. Se acercan tiempos de muchos marrones y arroces.