Seleccionar página

El verdadero jugador de Wow sabe que probar otros MMO es como picotear pinchos de recetas exóticas, en mayor o menor medida y te puede gustar la experiencia, pero si te dan a elegir, volverás a tu McWoW Whopper para disfrutar el menú al 100%.

Al margen de que el anterior ejemplo, pueda que no sea adecuada para todos los gustos, creo que se entiende el símil. Existe el jugador que por muchos juegos que pruebe, y disfrute, nunca le terminan de llenar del todo. Quizás unas semanas, o tal vez un mes… pero luego vuelve al mismo, al de siempre, al Wow.

Sin embargo, todo el mundo sabe, hasta el más fanboy, que el Wow no está pasando por su mejor momento. Puede que sean los 17 años de jugar a lo mismo, de repetir diariamente lo mismo, o quizás la falta de contenido nuevo que devorar, que algunos jugadores están “despertando” de su largo “letargo” y curiosamente están “picoteando” platos nuevos que les satisfacen en igual medida que el Wow.

Sin embargo, surgen hay voces discordantes, jugadores fieles al producto de siempre, que entre sonrisas picarescas sentencian: “Sí, claro, otro wowkiller”. Pero nadie ha hablado de wowkiller, sino de que el Wow ha perdido forma, no está al mismo ritmo y eso hace que otros juegos le adelanten, sin más.

Eso es lo que le ha pasado a J.F.K. de California, el juego de su vida siempre ha sido, y será, World of Warcraft, ha probado otros juegos, claro, pero siempre volvía al Wow. Empezó a jugar con 17 años y ahora es padre de familia con 2 hermosos hijos.

Según nos relata en el parche 7.2 [os recordamos que el contexto es la expansión de Legion] le trajo mucha felicidad, nacieron sus dos gemelos, a los que llamó Illidan y Malfurion, aunque en el registro civil de California ponga, Michael e Ian, pero tienen las iniciales de sus dos personajes favoritos y eso es lo que importa. Sospechamos que algo tuvo que ver su esposa, que sí bien le gusta el Wow, y lo conoció allí, según nos cuenta entre risas: “La tontería tiene un límite”.

El tema es que J.F.K. está sufriendo una crisis existencial en Shadowlands, mientras que nos cuenta que WoW sigue siendo el de siempre, es como que le falta algo. El mismo nos dice, «disfruto mucho de la historia de este juego, aunque ahora mismo no entienda nada». J.F.K. hace sus diarias, sus míticas plus, su raid con sus colegas, farmea sus cosillas, vende en la subasta, algún día se anima y va a probar suerte en raid antiguas para buscar transfiguraciones o monturas, incluso colecciona pets, pero dice: «no sé, no me entusiasma tanto».

Le preguntamos si ha probado otros juegos modernos, juegos que estén hoy en día “petándolo” y según le nombramos el New World, nos pegó un resoplido digno de tauren y, por supuesto, cambiamos de tema inmediatamente. Inmediatamente después, nos hizo “LA CONFESION”.

“La verdad, es que estoy probando otros juegos, y me han gustado. Lo cierto es que cada vez entro menos al Wow, sigo entrando, pero cada vez menos. Ahora me entretienen otras cosas, pero bueno, todo el mundo sabe, que cuando WoW saque el 9.2 o, si me apuras, la próxima expansión, lo va a petar de nuevo y ahí estaré yo.»

Id y Disfrutad de otros juegos, si podéis.