Seleccionar página

La armadura que fue clave en la defensa contra el segundo ataque de la legión ardiente. 

La historia de la Armadura del Dragón de Sangre se remonta a los días oscuros de Azeroth, cuando la sombra de la Legión Ardiente amenazó nuestro mundo por segunda vez. Mientras se desarrollaba la conocida batalla contra Archimonde en el monte Hyjal, otros puntos de Azeroth se defendían con uñas y dientes de los demonios de Sargeras.

Una de las batallas más cruentas sucedió en la periferia de la Montaña Roca Negra. Durante esta época de caos y desesperación, surgió una poderosa orden de caballeros, conocida como los Guardianes del Fuego, que se alzó para proteger las tierras de Azeroth de las fuerzas demoníacas que las asolaban.

Esta extraña alianza formada por humanos, enanos Hierro Negro y algunos dragones del vuelo rojo, decidieron forjar armaduras con las escamas de los dragones rojos caídos, resistentes al fuego de la Legión. El trabajo se realizó en las profundidades de la Montaña Roca Negra.

El tiempo se les echaba encima, por lo que solo les dio tiempo a forjar once armaduras que portarían once héroes. Estas armaduras se conocieron como las Armaduras del Dragón de Sangre.

La batalla fue ardua, pero finalmente los Guardianes del Fuego consiguieron detener a la Legión, aunque fue a costa de muchas vidas.

Todas las armaduras fueron destruidas excepto una, que fue escondida en las profundidades de la montaña como recuerdo y en honor a la extraña alianza que un día existió entre estas tres razas.

 

Si viajas a la montaña roca negra y accedes a la mazmorra conocida como «Profundidades de Roca Negra» buscando entre los archivos de la biblioteca de los enanos podrías encontrar la primera pista que te llevará a iniciar la cadena de misiones para obtener esta portentosa armadura.

 

Ve y lucha por Azeroth, Adalid. 

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído.