Seleccionar página

Los sanadores empiezan a derivar heridos a Dalaran y otras ciudades.

Hace tan solo unas horas que los jugadores de World of Warcraft empezaron a crearse los Evocadores Dracthyr y la mayoría de ellos ya se encuentran lesionados.

Lo que al principio se creía que era un sistema sencillo de vuelo ha resultado ser un arma de destrucción masiva: los cielos de Durotán y Bosque de Elwyn se han llenado de «Meteoritos Dracthyr» que acaban estrellándose contra el suelo, al no poder controlar su vuelo. Algunos jugadores ya han empezado a llamar a este fenómeno «la lluvia de dragones»

El primer herido llegó a las pocas horas de lanzar el parche. No nos extrañó porque sabíamos que más de alguno llegaría… el problema es que no habíamos acabado de rellenar los papeles de ingreso cuando ya había tres más esperando en la sala de espera. En pocos minutos aquello se había convertido en el portal oscuro el día del lanzamiento de Warlords of Draenor.

Como ahora tenemos buen rollo con la Horda nos pusimos en contacto con Orgrimmar para ver si podríamos derivar algún enfermo allí pero vimos que ellos estaban en la misma situación y que estaban empezando a derivarlos a Lunargenta y a Cima del Trueno. Así que nosotros hicimos lo mismo con el Exodar (allí son expertos en traumatología) y Forjaz.

Pepita Curitas – doctora jefa de Ventormenta

Se han instalado hospitales de camapaña en Suramar, Tótem del Trueno, Kultiras y Zandalar, así como en Gilneas. Los traumatismos más graves se han empezado a derivar a Dalaran, incluso a la ciudad de Shattrath en Terrallende.

Blizzard recuerda a todos los jugadores la importancia de tomarse los tutoriales en serio para evitar este tipo de situaciones:

No todo es correr, levear y equiparse.

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído.