Seleccionar página

Y es que durante 20.000 años en estasis uno se pierde cosillas por el camino. Es inevitable para esta «joven» raza el sentimiento de descubrimiento continuo con cada festividad que se planta a medida que pasa el tiempo.

Los Dracthyr más extrovertidos se han adaptado muy bien a las distintas costumbres de la Horda y Alianza, pero no quita que se sorprendan y pregunten.
En pasado 5 de enero los Reyes Magos nos trajeron regalos a todos los habitantes de Azeroth, y durante su cabalgata los jóvenes evocadores vieron, para su sorpresa, que el poder mágico de estos tres seres era muy potente, pues también había reyes magos drackthyr en Valdrakken.

Lo que no llegaban a entender es por qué sólo había tres y de esos tres, sólo había del vuelo rojo, negro y amarillo. Cómo podía ser que con tanta variedad de colores solo estuvieran presentes esos tres, pero ya sabéis niños, los reyes son magos y por tanto «lo hizo un mago», no puedes pedirle explicaciones a un mago… en seguida se les acaba el maná.

Al margen de estos choques culturales, les hemos preguntado qué tal sus primeras navidades y el resultado es mayoritariamente positivo, aunque alguno debe algunos oros al banco central de Valdrakken. Hay demasiados amigos para hacerles un regalito y la subasta está muy cara en esta época, ahora entienden lo de la «cuesta de enero».

Y así, amigos, es como nuestros nuevos vecinos draconianos están viviendo nuestras festividades azerothianas.

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído.