La reapertura del Portal Oscuro es, quizás, el evento más esperado de este año. En vistas a las pocas novedades que trae el Wow actual, al menos en su versión retail, los jugadores llevan varias semanas deseando que llegue el nuevo «Burning Crusade Classic». Que ya ves tú, es como el primero que salió hace 15 años, pero KEK, nostalgia wins.
Tanto es así, que han estado leveando sus personajes en el «nuevo Classic» hasta el nivel 60 para poder «volver a sentir» ese subidón de la primera vez.

Llevo unos 12 años aquí, en el Castillo de Nethergarde, y esto ha estado bastante tranquilo hasta que anunciaron la dichosa reapertura.  La llegada masiva de toda esta gente me pone de los nervios – nos confiesa uno de los guardias de la fortificación Alianza – Hace algunas semanas llegaron los primeros adalides y bueno, podíamos atenderlos bien, y era agradable hablar con gente nueva. Pero esto es insoportable. Voy a pedir un traslado a Theramore, me han dicho que es más tranquilo.

Por el lado de la Horda, las cosas son muy parecidas: «teníamos carne suficiente para los 4 orcos que estamos aquí, pero esto es una locura. Aunque, bien mirado, se pueden hacer Mak’gora a mansalva, ¡muhahahaha!«.

Ni el hambre ni el sueño parecen disuadir a tantos adalides:

Hemos venido a cruzar el Portal por segunda vez, y es lo más emocionante del mundo. Hay pipiolos aquí que lo harán por primera vez y se ven a sí mismos como héroes. Imagínate que el portal falla y no pasamos todos. O que pasamos todos pero algunos se quedan atrapados como Turalyon en el vacío Abisal. Pobres novatos. Buah, ¡no puedo con los nervios!

Sin embargo, el problema principal es la saturación que sufre la rampa de acceso: todos quieren ser el primero en cruzar y eso implica empujones, peleas por mantener el lugar en la «fila» y algún que otro herido. Tanto Hordas como Alianzas parecen haber dejado a un lado sus diferencias y sólo les importa cruzar en primer lugar.

«Son como los jubilados a las puertas del supermercado un lunes por la mañana. Es una locura» (soldado random apostado en el Portal).

Ve y cruza, adalid. 

Nalimeria - Redactora