«Estábamos muy bien de vacaciones hasta que Blizzard nos llamó para trabajar»

Con el anuncio de la nueva expansión, fuimos muchos los que nos alegramos de ver de vuelta a nuestros dragones favoritos. Sin embargo, esta alegría fue claramente unilateral, ya que nuestros dragones favoritos no se alegraron tanto al vernos.

Desde la caída de Alamuerte en un lejano «Cataclismo», los dragones aspectos estaban disfrutando de unas merecidas vacaciones.

Pero hace un par de años que recibieron la llamada que tanto temían, Blizzard había decidido lanzar una expansión sobre dragones y los Aspectos estaban, obviamente, invitados.

Estábamos muy a gusto en nuestro retiro espiritual, solo teníamos que volver de vez en cuando para algún cameo.

En Legión llamaron a trabajar a Ysera y lo que menos nos imaginábamos es que era para matarla, razón de más para no querer aparecer por allí. 

Por eso, cuando nos llamaron los de Blizzard se nos cayeron las escamas del estrés, así que Alexstrasza, Kalecgos y yo pensamos en un plan.

Nos acordamos que Neltharion había guardado unos juguetes rotos en las Islas Dragón y que era una buena oportunidad para traerlos de vuelta.

Se lo comentamos a Ion Hazzikostas y estuvo encantado, porque llevaban tiempo trabajando en una raza/clase nueva y no daban con nada que les gustase.

Lo siguiente que tuvimos que hacer era motivar a los Dracthyr para que luchasen y la verdad que se hypearon enseguida.

Ahora nuestra idea es permanecer como «figurantes» durante toda la expansión.

Por su parte, los Dracthyr no parecen muy molestos con la actitud de los Dragones Aspecto.

Llevamos mucho tiempo en paro y ser una raza jugable nos dará trabajo fijo para una buena temporada. 

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído.