Seleccionar página

Puesto que la Cuarta Guerra ha sentado las bases para una posible desaparición de facciones, tal y como las conocemos, ha llegado el momento de poner en práctica esta idea. ¿Cómo? Blizzard implementará un programa de «intercambio» de facción, empezando por las razas aliadas de los Mecagnomos y Vulperas, las últimas añadidas en la pasada expansión de BfA.
Ambas razas, dada su naturaleza «cuqui», han sido las elegidas para este proyecto ya que se presentan con un aspecto muy amigable, que agrada a todo el mundo y evitan ese posible primer rechazo. Desde Blizzard piensan que es «la mejor opción», puesto que empezar con orcos y humanos «podría levantar ampollas». Así que pronto empezaremos a ver adorables Vulperas por Ventormenta y simpáticos Mecagnomos por Orgrimmar.

Ambas razas tendrán mucho que aprender durante el tiempo que dure este intercambio. Hemos considerado que debería ser de 1 mes, para no saturar la experiencia, y que las ciudades de destino puedan asimilar este cambio. Los Vulpera se alojarán en las posadas de Ventormenta y podrán pasear por sus calles empedradas, lo que será un cambio radical. Recordemos que los Vulpera provienen de las arenas secas de Vol’dun y sin duda, será un choque de culturas.
Para los Mecagnomos será otro cambio radical: ellos provienen de un ambiente mecánico, lleno de robots e ingenios mecánicos. Será un contraste muy fuerte verse en Orgrimmar, donde todo es más «primitivo», por así decirlo. Un desafío muy interesante.

Hemos querido saber qué opinión tienen los miembros elegidos de este intercambio:

Como Vulpera, me parece muy emocionante poder formar parte de esto. Es toda una aventura, y bueno, a los Vulperas nos gusta todo esto. Nos gusta explorar, somos un poco nómadas también, con las alforjas llenas y una alpaca, podemos desplazarnos largas distancias. Lo que no sé es cómo podremos acampar en un lugar tan…habitado. Y todas esas calles, no las tengo todas conmigo. ¡Pero seguro que será una gran expedición!

mecagnoma

Estoy deseando arreglar piernas, cambiar piezas defectuosas y colocar ojos-láser a los habitantes de Orgrimmar. Jijiji, ¡es broma, hombre! Me han comentado que puedo encontrar Goblins que compartan mis gustos por la ingeniería, así que será casi como estar en casa. Aunque creo que echaré de menos verlo todo lleno de tornillos. Es una ocasión estupenda para tomar todo tipo de notas acerca de tamaños y dimensiones de sus habitantes, tipo de mejoras que podrían necesitar y quizás pueda instalar un pequeño taller. Jijiji.

Parece que el proyecto estará  listo para este mismo verano, así que preparad vuestros mejores modales para recibir con los brazos abiertos a estos estudiantes del programa «Khadgarus».

¡Ve y sirve!