Seleccionar página

El malvado personaje de Heartstone es en realidad el fruto de una truculenta relación imposible entre dos especies muy distantes tanto en costumbres como en tradición.

¿No sabes quién es este personaje? Te dejamos por aquí un vídeo en el que podrás hacerte una idea de la fama y el poder que tiene actualmente esta vil criatura.

 

Pues aquí dónde lo véis, este muchacho, en realidad, nace de una historia de amor prohibida entre un Eredar y una Mecagnoma que se conocieron por Tinder.

Ambos engañaron un poco con su perfil en cuanto a la edad (el Eredar se quitó unos cuantos miles de años y la Mecagnoma se puso alguno de más) y también con lo de la estatura.

El caso es que con el tema de la distancia no eran capaces de cuadrar una fecha y así es como el amor cuajó entre whatsapps y videollamadas y alguna que otra foto subidita de tono.

Ocurrió durante una de las invasiones de la Legión a Azeroth que el Eredar aprovechó y se escapó hasta las costas de Mechagon. La Mecagnoma salió de su escondite y, aunque las diferencias físicas destacaban sobre todo lo demás. ya era demasiado tarde para esta pareja de tortolitos que no pudieron luchar contra el frenesí.

Tanto el Eredar como la Mecagnoma escaparon de sus respectivos hogares para fugarse juntos y vivir su romance al margen de las absurdas leyes de sus pueblos.

Así fue como a lomos de una burra llegaron una noche al portal de Velen, el cual no pudo evitar enternecerse por la situación y les dejó pasar la noche allí.

Esa noche Mechajaraxxus llegó al mundo arropado por el calor de un Yak y un Tauren que dormían allí también.

Días después, pasaron por allí Muradin, Moira y Falstad que les dejaron unas ofrendas a la pequeña aberración bendición; oro, flor de paz y estigia.

Los cierto es que Mechajaraxxus no tuvo una infancia fácil pues nunca fue del todo aceptado por los Eredar, ni por los Mecagnomos, ni por los electrodomésticos, el pobrecico no encajaba en ninguna parte.

Luego os extrañaréis de que sea tan malo, pero¿ realmente su delito es ser el fruto de un amor prohibido?

Él no es el culpable; él es la víctima.