Seleccionar página

¡¡Me los quitan de las manos, señoras!! — Zovaal

Zovaal ha sido pillado en el chat de comercio spameando: “Se venden 21 gr de Arthas Menethil. Cosecha del 2010. Cobro en oro, todo legal.”
El Carcelero sabe que está a punto de cerrar el negocio del tráfico de almas ilegales interestelares y ya ha sacado su outlet a la venta para cerrar la temporada de Shadowlands.

El problema de las almas, es que son muy volubles. El viejo árbitro estuvo durante eones investigando la cristalización de las almas, hasta que por fin pudo contenerlas y almacenarlas como gemas “chachis-piztachis”. Dejó su antiguo trabajo por desavenencias familiares y se montó un puestecito en Las Fauces, donde empezó a comerciar con ellas y a la vez a ganar dinero con los especuladores de todos los cárteles del cosmos. Al cabo de unos pocos eones, Zovaal ya era archimillonario, y tenía los recursos para mantener tropas y ejércitos, el resto, como se suele decir, ya es historia.

“Yo, en verdad, quería ser joyero, pero mi familia se empeñó en que tenía que ser Árbitro. Ni siquiera me gusta el deporte. Para una vez que tengo iniciativa en montar un negocio, todos mis hermanos se pusieron en contra. En fin, la hipotenusa.” — Zovaal

¡¡ATENCIÓN SPOILER!!

El tema es que ya todo el mundo sabe que Anduin esta más fuerte que el vinagre, gracias al apoyo cooperativo de su padre y de Varok, y rompió la gema de alma que imbuía de manera impía el arma de Anduin, Shalamayne. Al romperla, se liberó un extraño gas azul luminiscente, que resultó ser lo último que quedaba de Arthas Menethil.

“Pues esto, señoras, es lo que se vende. Seé que hay mucha viuda de Arthas y mucho pro-player que si pudiera, se esnifaba lo poco que queda de Arthas. Así que venga, que yo vea esas criptomonedas que me jubilo ya.» — Zovaal

Ve y compra adalid, pero con cabeza.