Seleccionar página

El pequeño italiano bigotudo asentado en Japón ha confesado que, realmente, ser fontanero no era lo que él esperaba hacer con su vida.

Y es que cuando llevas casi 37 años dedicándote a lo mismo llega un momento en que te replanteas tu propia existencia. Por eso Mario Segali (más conocido en el mundo entero como Super Mario) ha anunciado en una rueda de prensa, emitida desde las oficinas de Nintendo, que se retiraba oficialmente del mundo de la fontanería para tomarse un año sabático (o dos) y decidir qué rumbo poner a su vida.

Cuando empecé con esto de la fontanería creía que sería algo temporal, para sacarme unos durillos antes de dedicarme a otras cosas, sin embargo, el trabajo iba bien y poder tener independencia económica te hace olvidar tu objetivo en la vida. Después, van pasando los años y aquí estamos. 

No descarto volver a dedicarme a la fontanería, pero en principio, si puedo evitarlo, mejor; lo primero será descansar y después se me plantea por la cabeza volver al mundo de la carpintería, dónde realmente empecé. Quizás haga algunos cursos de restauración de muebles antiguos. No sé… con calma.

Trabajar sin descanso todos estos años me ha permitido guardarme unos ahorros con los que podré vivir sin preocuparme durante una buena temporada.

Nintendo ya ha anunciado que Luigi, el hermano menor de Mario, le sustituirá en los juegos a partir de ahora.

Desde El Pergamino, queremos desearle a nuestro fontanero favorito mucha suerte en su nueva etapa y que encuentre pronto su camino.

Para vosotros, nintenderos.