Un malentendido entre la Horda y la Alianza podrían poner fin a la paz

Blizzard asegura que la tregua es un error que rompe la esencia del juego y que, en algún parche de Dragonflight, volverán a sonar los tambores de la guerra.

Y es que, al final, World of Warcraft es lo que es gracias al conflicto bélico que estas dos facciones se traen desde los años 90.

Aunque muchos jugadores de ambos bandos llevan años pidiendo a gritos el fin de la guerra y el desarrollo del juego interfacción, muchos otros son los que se cortarían un brazo antes que jugar al lado de un «hordo» o un «alianzo«

Blizzard, que aunque se hacen los tontos, no lo son, se han dado de cuenta de que la esencia del juego se perdería si estos dos bandos llegasen a colaborar, así que hará algo para que, una vez más, se produzca un malentendido que lleve a la Horda y a la Alianza otra vez a los campos de batalla.

Las diferencias que existen en el juego existen también en los equipos de desarrollo. Mucha gente no lo sabe pero las oficinas de Blizzard están divididas en dos edificios, uno rojo y otro azul. Existen algunos becarios que hacen el papel de intermediarios para que los dos equipos se comuniquen entre ellos, pero rara vez lo consiguen y no suelen salir con vida del otro edificio.

Al hacer el juego interfacción se intentó que estos dos equipos trabajasen juntos en una oficina conjunta, pero fue imposible: se insultaban, se pegaban… en definitiva, se hacían la vida imposible unos a otros. Así que desde las oficinas centrales entendieron que si en los equipos de desarrollo no había funcionado, tampoco lo haría en el juego.

Los que soñábais con las hermandades interfacción, seguid soñando porque no van a llegar nunca… es lo que hay.

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído. 

Casa y trabajo gratis en la Alianza, si te traes a tu familia y amigos.

Turalyon firma un nuevo decreto para “repoblar” las zonas rurales de la Alianza

Los reinos de la Alianza se quedan sin gente. Este hecho viene ocurriendo desde hace unos años, pero estas dos últimas expansiones han sido las peores. “Nunca hemos tenido tantas zonas vacías” se lamenta el granjero Saldean, de Páramos de Poniente, “ni siquiera cuando esto estaba infestado de Gnolls. El éxodo masivo de los jugadores alianzas es peor que una plaga de no-muertos, así mismo te lo digo”.

La situación es tan dramática, que el actual regente de Ventormenta (y jefe visible de la Alianza) Turalyon, se ha visto obligado a decretar unas medidas urgentes para detener este “sangrado contínuo”.

 

Es una medida extremadamente acuciante: necesitamos jugadores en la Alianza. Hemos decretado ayudas de carácter extraordinario por cada habitante nuevo que venga con su familia y amigos (al menos uno). Tendrán acceso a una casa y un terreno gratis, además de algunas cabezas de ganado para trabajar la tierra y un par de monturas para mejorar sus desplazamientos. Se les otorgará, asímismo, una bolsa de monedas de oro para que sus inicios sean más óptimos.
Fibradeheno Campoangosto, encargada de la Oficina de Asuntos Campestres

Ve al campo, Adalid, y disfruta del cambio de aires.

Lo que los líderes opinan del «Cross faction» – Parte 1: Alianza

El pasado 1 de Junio Blizzard lanzó oficialmente el esperado Cross Faction pero, ¿esperado por quién?
Hemos preguntado a los líderes de ambas facciones para ver cuál era su opinión.

Anduin, Rey de Ventormenta y líder de la Alianza

Yo estoy súper contento, así podré tener mas amiguitos a los que invitar a mis fiestas de cumpleaños. Lo vamos a pasar súper guay.

Muradín, Consejo de los Tres Martillos

Es lo que nos faltaba, no teníamos bastante con los Hierro Negro, que ahora luchamos al lado de toda la Horda. ¿Qué será lo siguiente? ¿Unirnos a la Legión Ardiente?

Falstad, Consejo de los Tres Martillos.

A los Martillo Salvaje lo único que nos interesa es luchar… si ahora no somos enemigos de la Horda ni de los Hierro Negro, ¿contra quién lucharemos?

Tyrande Susurravientos, líder de los Elfos de la Noche (los que quedan)

Yo prefiero no opinar, a mí los de la Alianza ya me caían mal… ahora tenemos que aguantar también a la Horda… si es que me vale más hacerme un Malfurión y ponerme a dormir 1000 años… 

Gelbin Mekkatorke, líder de los Gnomos y los Mecagnomos.

A mi el único que me caía mal de la Horda era Gallywix y ya no está, así que mientras me dejen seguir cacharreando con mis engranajes y mis cosas, como si nos hacemos colegas de los Nagas… me da igual, sinceramente. 

Profeta Velen, líder de los Draenei.

Yo hace ya 10.000 años que vaticiné esto… solo que no dije nada porque no quería hacer spoiler. 

Genn Cringris, líder de los Huargen.

El problema aquí es que se toman decisiones sin consultar, porque a mi nadie me preguntó antes de firmar nada.

Nos volvemos a Gilneas y dejamos la Alianza, la horda y Azeroth si hace falta, nos vamos a otro planeta en una nave espacial al puro estilo Draenei… ya lo veréis.

Aysa Canción Etérea, líder de los Pandaren de la Alianza.

Me vine a la Alianza por alejarme de Ji, que era un baboso… lleva dos semanas llamándome y ya no sé cómo darle esquinazo. ¿Sabéis si existe un tercer bando para irme con ellos?

Alleria Brisaveloz, líder de los Elfos del Vacío

Esto me viene bien porque los Elfos del Vacío ya no sabían ni en qué bando estaban. Primero fueron Queldorei colegas de la Alianza, luego Sindorei que eran de la Horda y ahora Rendorei otra vez en la Alianza… La mayoría de nosotros ya tenemos trastorno bipolar por lo del Vacío, así que lo de que no se diferencie entre facciones es una cosa menos de la que preocuparse.

Fareeya, líder de los Dranei Forjados por la Luz

Luchamos junto a la Horda en Argus y recuerdo a poderosos y bravos guerreros siempre dispuestos al combate. No como estos mojigatos de la Alianza, todo el día que si firmando la paz, que si no sé qué… Al fin unos aliados dignos.

Moira, Consejo de los Tres Martillos y líder de los Hierro Negro.

La mayoría de los de la Alianza no nos pueden ni ver, y la mitad de ellos son enanos. Nos vendrá bien sangre fresca, a lo mejor resultan ser mejor gente que lo que hay por aquí.

Jaina Valiente, representante de Kul’tiras

Pues ¿qué te voy a decir?  Yo que sé ya… He estado tantas veces cerca y lejos de esta gente que, total, una más, ya no me espero nada y me espero cualquier cosa… Veamos qué pasa esta vez.