Seleccionar página

Los ecologistas de Korthia preocupados por la apertura al público de su zona.

Korthia es un lugar de incontables secretos, un pedacito de las Shadowlands que ha permanecido inaccesible durante milenios. Los administradores al cargo del mantenimiento de esta zona están preocupados por los informes entrantes de sus homólogos de Oribos, que describen con pesar las actividades incívicas de los jugadores en la capital de Shadowlands.

Recordemos que los administradores son seres muy suyos, acostumbrados a una vida sencilla y pragmática. Tienen sus tareas y no les saques de ahí, porque se enfurruñan y les sube la tensión, y ya tienen una edad.

Los auxiliares Korthianos piensan que, al menos, durante el solsticio de verano, los jugadores estarán un poco entretenidos con las banalidades de su mundo mortal, y que entremezclarán sus actividades festivo lúdicas con su asalto en Korthia. Somos conscientes de que la fauna del lugar próximamente se convertirá en cuero para sus armaduras.

El Carcelero no puede conseguir los artefactos que busca, pero el precio a pagar por estar protegidos de los jugadores es muy alto.

Esta gente viene con hambre de farmear, en 2 días no quedará nada vivo y esto sí que es irónico. — Administrador del lugar

Los Auxiliares de Oribos se quejan de los okupas de Azeroth

Los Auxiliares están al cuidado de Oribos; estos extraños seres fueron creados para cuidar de la Ciudad Eterna y procurar que la Mediadora cumpla con sus funciones sin interrupciones (los funcionarios de toda la vida). Todas sus decisiones se guían por “el Propósito”, o lo que es lo mismo, por la creencia de que las Tierras Sombrías sigue un patrón establecido por la Enjuiciadora en su sabiduría infinita.

Cada auxiliar cumple con el Propósito asignado a una senda, entre las tres que existen:

  • Los Custodios tienen la misión de mantener la actividad y la estabilidad de Oribos. Atienden las necesidades de la Enjuiciadora y se encargan del funcionamiento de la ciudad. Esta gente son los conserjes de Oribos.
  • Los Perspicaces Eruditos guardan el saber de la Ciudad Eterna. Es en este círculo en el que se elige a la Honrada Voz, que habla en nombre de la siempre silenciosa Enjuiciadora (los que pierden el tiempo discutiendo qué está bien o está mal).
  • Estoicos e Implacables, los protectores forman una milicia capaz de defender Oribos y hacer cumplir el orden en la ciudad (la polisia).

Bueno, una vez te hemos refrescado la memoria con qué tres tipos de auxiliares hay en Oribos, podemos entrar en materia.

Los Custodios siempre han rechazado a los visitantes. Para ellos solo hacemos que manchar y no recoger nada. A este otro lado de la no-vida, ser un cochino no se contempla, porque si no la Enjuiciadora te manda directo a un estercolero existencial. Pero como está amochada, pues ahí estamos los Azerothianos enguarrando todo por Oribos, y esta buena gente no hace más que barrer y fregar. Todos lo meses ponen quejas ante los perspicaces y ya se están moviendo rumores de que esto es un asalto okupa en toda regla.

Algunos custodios van más allá y acusan a los Azerothianos de la inacción de la Enjuiciadora, pues justo cuando ella queda invalidada, aparecemos nosotros en Oribos, vivos, y saliendo de las Fauces como si nada. “Sospechoso, cuanto menos”.

Alguno de “los perspicaces” se ha dado cuenta que el Propósito inicial se ha cumplido: hemos descubierto los planes del Carcelero y hemos castigado la traición de un Eterno, y aún así, seguimos en Oribos dando saltos sin hacer nada más, sin finalizar la tarea contra Zovaal.

Sin embargo, una pareja de especuladores que pasea por el templo sagrado, no paran de reírse de los Auxiliares y de su inmensa ignorancia.

“Qué pardillos, no saben que forman parte de un juego y que no hay contenido nuevo hasta que se publique el parche 9.1. Menos mal que nosotros traficamos con información y sabemos que esta situación va para rato. Al menos podemos seguir ganando dinero con estos mortales, (o los que van quedando, que cada vez hay menos) así que nos beneficia que todo esto siga así. — Cártel Pa