Seleccionar página

Blizzard eliminará todo el contenido de Burning Crusade en Retail

La necesidad de liberar espacio en disco obliga a la compañía a tomar la decisión de eliminar la primera expansión del juego.

A partir del lanzamiento de la que será la próxima expansión en el año 2023, los jugadores no podrán disfrutar del contenido de The Burning Crusade.

El motivo por el cual se ha llegado a esta decisión es que el espacio en el disco duro dónde se almacena World of Warcraft está llegando a overquota y no permite seguir almacenando más datos.

Cuando lanzamos World of Warcraft, no nos imaginábamos que llegaría a durar tantos años, por eso nadie se sorprendió cuando nos llegó el aviso del servidor indicando que estábamos llegando al límite de espacio contratado.

Por supuesto que no pensamos ampliar más espacio porque eso supondría tener que pagar más cuota de servidor, así que creemos que lo mejor para todos, es empezar a borrar lo que no se necesita. 

Burning Crusade fue una gran expansión en su momento, pero ha llegado el momento de despedirse.

Si queréis volver a Terrallende, podréis hacerlo a través de Classic. 

Con la desaparición de la expansión también lo harán todos los sets, monturas y logros que se pudieron conseguir en Terrallende. Solamente perdurarán los Elfos de Sangre y los Draenei, que serán las únicas carpetas que no se eliminen.

Además, la compañía ha anunciado que esta medida continuará siendo así cada vez que se lance una nueva expansión: se eliminará la más antigua, ya que supuestamente, debería estar añadida en el Classic.

Muchos jugadores han mostrado su protesta en redes sociales solicitando a la compañía que eliminen Warlords of Draenor que no le gusta a nadie.

Illidan avisa: Estáis abusando de mi persona por encima de vuestras posibilidades

El señor Tempestira (el malote), que actualmente está disfrutando de un campamento junto con los Titanes, ha mandado una carta celestial a la central de Blizzard, en la que reza lo siguiente:

«¡¡¡No estáis preparados…!!! para ganar dinero sin mí.»

El «suggar daddy» por excelencia del Wow, sentencia de esta manera una realidad que muchos sabíamos ya.

Legion fue una expansión que empezó muy flojita y terminó siendo, para muchos, la expansión más épica de la compañía norteamericana. Culminaba de manera excepcional los flecos que quedaron en la primera gran expansión del WoW, The Burning Crusade, cerrando así un capítulo súper importante en el lore y los sistemas de juego.

Hoy, 2 de Junio de 2021, después de 15 años, los servidores Classic traen de vuelta a producción The Burning Crusade y con él una oleada de masoquitas jugadores sedientos de nuevas aventuras y experiencias por volver a descubrir.

Y los amantes del WoW Classic puro, podrán seguir con sus batallas en una perenne versión del juego base hasta el fin de los tiempo o copiar su personaje y continuar sus aventuras en la siguiente expansión classic.

Mientras tanto, en el mundo Retail (el WoW actual, es decir, Shadowlands) sigue exactamente con el mismo contenido de hace algo más de 6 meses. Es por esto que muchos jugadores aprovechan el actual parón en la versión más moderna del WoW y se van a disfrutar, junto con otros amigos, de una expansión tan icónica en el mundo de Classic como lo es la Burning Crusade.

Seguiremos informando.

Todos los jugadores de WOW ya tienen acceso a la beta de Burning Crusade, excepto tú.

Blizzard ha confirmado a través de su cuenta oficial de Twitter que eres el único jugador que aún no tiene acceso a la Beta de Burning Crusade Classic.

El pasado fin de semana, desde las oficinas de Blizzard decidieron que había llegado el momento de repartir betas para todo el mundo.

Lo mismo que ocurrió con Classic, a pocas semanas de su lanzamiento, la beta se convirtió en una beta abierta a la que todo el mundo pudo acceder.

En esta ocasión, el modus operandi ha sido el mismo. De este modo esperan crear más hype entre el público y hacer que todo el mundo disfrute de este relanzamiento y así dejen de quejarse un poco sobre Shadowlands.

Sin embargo, cuando estaban haciendo el repaso sobre los repartos que habían hecho, se dieron cuenta de que no había betas para todos y que un jugador tendría que quedarse sin ella.

Al revisar más en profundidad se dieron cuenta que ese jugador eres tu, por lo cual se tranquilizaron al ver que no era nada importante.

Al principio creímos que sería necesario crear una beta más para dártela, pero luego vimos que en raid y en míticas plus tampoco te toca nada nunca, así que ya debes estar acostumbrado a quedarte sin tu premio, por lo que vamos a dejarlo así; ¿no te importa verdad?

Viendo lo bien que te lo has tomado, Blizzard ha pensado que, a partir de ahora, te excluirá de todos los sorteos y promociones que se realicen, ya que eres muy buena persona y no te importa ceder tu puesto para que el resto de jugadores tengan más probabilidades de ganar.

Es probable que en las próximas semanas también te desaparezca alguna montura de tu cuenta o te quiten algún personaje para dárselo a otro jugador.

Muchas gracias de parte de Blizzard 😉

Que alegría que alboroto que Burning Classic piloto

¡¡Nostálgicos de WoW yo os invoco!!

¡¡¡HABEMUS BETA DE LA BURNING!!!

Adorada sea la BC.

Fuera bromas (más quisieras), los creadores de contenido y un puñado de privilegiados (no sé si privilegiado sería la palabra…) pueden probar (o más bien sufrir) la beta de la primera expansión del WoW.

La verdad es que cuando intento hablar de la beta de una expansión pasada, se me hace un poco raro, porque en su día sí que hubo beta y la expansión ya ha pasado y está más que explotada, amortizada y ahora revalorizada. Es un poco raro volver a hablar de beta. No obstante, la realidad es la que es y los nostálgicos pagan esta ronda, siendo Blizzard quien te sirve las copichuelas que hagan falta. Al principio se hicieron un poco los remolones, pero oye, que si te tiran los billetes a la cara pues tampoco vas a decir que no, je.

De todas formas, la Beta de la BC trae un pequeño bajonazo, y es que para los “Retailers” que nombre más… ofensivo “Retailers”, poco más y te llaman retarder o similar, bueno que me liais con nimiedades, la parte mala es que la mayor parte de la comunidad esperaba con ansia el parche 9.1 en los reinos públicos de pruebas, y se está acabando Marzo y no hay RPP que valga.

Sea como fuere, hay que hacerse a la idea que, de momento, el contenido “beta” a probar es para los amantes del WoW puro, del WoW Classic y en esta ocasión para la primera expansión que fue mitiquísima, la BC.

Mientras se cocina el parche 9.1 a fuego lento, los creadores de contenido pueden experimentar 1000 maneras de morir en la beta de BC y recordar tiempos pretéritos y a la vez, contar batallitas de abuelo cebolleta de hace 15 años. Ains… para algunos, una vida entera.

Lêgølash: Yo empecé en la BC a jugar.

Ârthäs: Pedro, tío… tienes 20 tacos ya… con 5 años dudo que jugara a la BC….

Lêgølash: Que sí coño, que yo ya farmeaba plantas con la cuenta de mi padre

Ârthäs: O-K — *Suspira* (Atracador vil llévame pronto)

**Actualización: Ayer día 30 de Marzo, Blizzard anunció que dentro 2 semanas tendremos el PTR del 9.1.