Seleccionar página

El cetro de las tormentas y como conseguirlo

El cetro que los propios elementales de la tormenta otorgaron a los mortales de Azeroth. 

Durante la Segunda Guerra en Azeroth, cuando la Horda y la Alianza libraban una lucha encarnizada, un grupo de orcos, viendo que su derrota estaba cerca, decidió abandonar las filas de la Horda y buscar refugio en otro lugar de aquel desconocido mundo. Escaparon a bordo de un barco de la Alianza, con la esperanza de encontrar un hogar al otro lado del mar, pero una feroz galerna los sorprendió, haciendo que su barco naufragara.

En medio del caos y la desesperación, todos los orcos perecieron en las aguas embravecidas, excepto uno. Este orco, cuyo nombre se perdió en la memoria del tiempo, despertó en un lugar desconocido, ante las imponentes puertas de la Cumbre del Vórtice. Sin nada que perder y sintiendo la llamada de la aventura, se adentró en el territorio desconocido, sin saber que estaba ingresando en el plan elemental.

Para sorpresa del orco, fue recibido por los elementales de la tormenta, quienes quedaron impresionados por su resistencia y determinación para sobrevivir a la tempestad. En un acto de reconocimiento por su valentía, los elementales le obsequiaron con un poderoso artefacto: el Cetro de las Tormentas, una herramienta imbuida con el poder de los elementos tempestuosos.

Armado con el cetro y guiado por su conexión con los elementos, el orco viajó por los vastos territorios de Kalimdor como un ermitaño solitario, compartiendo su sabiduría chamánica con aquellos que encontraba en su camino. Enseñó a los pueblos tauren y centauros los secretos del vínculo entre los chamanes y los elementos, dejando una marca indeleble en la historia del continente.

Finalmente, el orco falleció en algún lugar remoto de Kalimdor, solo y en paz consigo mismo. La leyenda cuenta que su cetro, símbolo de su legado y poder, descansa junto a su tumba, aguardando el momento en que otro chamán digno lo reclame y continúe su legado de sabiduría y coraje.

Quizás si preguntas a algún tauren anciano en Cima del Trueno podría hablarte de ese orco y darte alguna pista. 

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído.