Seleccionar página

Glovo llega a World of Warcraft

Los jugadores podrán pedir comida de resteo a domicilio

Dentro de los trabajos de mejora de experiencia del jugador en World of Warcraft, Blizzard ha llegado a un acuerdo con la empresa Glovo para realizar repartos in situ de, no sólo comida para el resteo, si no cualquier otra cosa que necesiten.

Está claro que hay que adaptarse a los nuevos tiempos y la inmediatez es una necesidad que nos rodea cada vez más en nuestro día a día. Por eso ahora los jugadores no tendrán que preocuparse si no llevan comida de resteo, escritos para cambiar talentos o incluso si necesitan un encantamiento para chetar ese objeto que acaban de encontrar,  Glovo te lo lleva estés dónde estés. 

Lo mejor de todo es que serán otros jugadores los que realicen el servicio y se lleven el oro por el porte.

El sistema es muy sencillo: a través de una nueva pestaña que se implantará, llegado el momento, el jugador podrá buscar en subasta o en el vendedor el objeto que necesite y comprarlo.

Se realizará un chequeo demoscópico para localizar al jugador «transportista» que esté más cerca del vendedor y le llegará un aviso.

El jugador transportista deberá comprar el objeto al vendedor/subasta y llevarlo a dónde se encuentre el jugador cliente.

A través de la misma aplicación ambos jugadores realizarán el intercambio, que será automático, haciendo que el transportista cobre el importe del objeto + el coste del transporte, directamente del dinero del jugador.

Para ser transportista debes cumplir una serie de requisitos como tener todos los puntos del mapa abiertos, la montura voladora más rápida posible y tener un mínimo de experiencia en el juego.

Además, los jugadores «cliente» podrán valorar el servicio de los jugadores «transportista» a través de un sistema de estrellas.

Esperamos que los jugadores acojan con tanto estusiamos esta iniciativa como la que tenemos nosotros ahora mismo. Creemos que mejorará enormemente la experiencia de juego.

Te regalamos un vale de 10 oros de descuento para tu primer pedido, Adalid.