Abren las primeras lavanderías en Azeroth

Ventormenta y Orgrimmar, las primeras ciudades en contar, por fin, con estos establecimientos.

 

Han pasado muchos años desde el comienzo del Wow, y nunca se ha visto nada tan revolucionario (salvo la Fiesta de  la Cerveza) antes: la presencia de lavanderías en el juego.
Y es que los adalides, al igual que necesitan ir al baño, también necesitan lavar su ropa porque «no veas tú cuando llegan a las posadas, el tufo que trae esta gente. Mucho salvar el mundo, pero los calzones sin lavar y así no se puede ir por la vida» (posadero rándom dixit).

La idea parte de dos hermanas mecagnomas, Lava y Dora Centrifugación, que llevan mucho tiempo observando a los adalides y se han fijado en este aspecto poco atractivo:
«Al principio no nos dimos cuenta, pero al ver cómo ciertos animales huían de los malditos de la carne, nos dimos cuenta de que algo no iba bien. Con ayuda del Olormatic 3000, detectamos presencia de partículas altamente tóxicas impregnadas en las ropas de los aventureros. Entonces tuvimos claro que la solución era instalar máquinas limpiadoras de ropajes y calzados, y en cantidad, para atender a tantos y tantos de ellos.
Nuestra socia,  Kola Dalimpia, una goblin muy maja, nos propuso llevar el negocio a la ciudad de Orgrimmar. Así que en éstas estamos. Calculamos que las lavanderías estarán optimizadas para su uso en muy poco tiempo. Puede que antes incluso de la llegada del Padre Invierno

Por supuesto, habrá que pagar por usar esta prestación, Blizzard ya se está frotando las manos  está ultimando los detalles para que sea un servicio «atractivo, además de necesario«.

«Nos han llegado muchas quejas a lo largo de los años acerca de este asunto. Los jugadores pueden matar, recolectar, cocinar, pescar… pero no pueden lavar su ropa. Es cierto que con la frecuencia de caída de loot, en misiones y  mazmorras, el euipamiento cambia de manera frecuente, pero hay piezas que se recuerdan con cariño y la transfiguración no es suficiente. No es más que un maquillaje. La suciedad sigue ahí. Y hay que solucionarlo. Los precios que se barajan van desde 1 oro por prenda, si el jugador es de nivel inferior a 30. 5 oros por prenda, entre los niveles 31 y 50. Y 50 oros por prenda a nivel máximo. Hay ofertas, por supuesto: el pack completo, incluído el calzado) 500 oros. Y si vienes con un amigo, se aplica un descuento del 10%.»

 

Ve y lava tu ropa, Adalid, que ya toca.

Ropa secándose al aire
Lavadoramatik 3000

Orgrifi, la nueva manera de vivir en Orgrimar.

Orgrimmar, esa «ciudad» plagada de cabañas, barro y estiércol, hace tiempo que dejó atrás casi todos sus aspectos «primitivos», eso sí, conservando el espíritu «orco» que la caracteriza. A medida que se han ido asentando distintos miembros de otras razas, como son los Taurens, Trols, Goblins, Nocheterna o Vulperas, la ciudad ha ido experimentando diferentes cambios. No sólo de tipo estético con estructuras más sólidas, murallas altas, torres de vigilancia e incluso una remodelación total de la sala de portales, sino también en su aspecto «no tangible»: hay buen rollo entre sus habitantes, colaboración, negocios florecientes, intercambio de culturas… Todo parece mejorar pero, ¡ay!, ha surgido uno de los problemas más típicos de las grandes urbes: la especulación del precio de la vivienda.

Este último aspecto fue llevado a rajatabla por el antiguo Consejero de Vivienda, Galliwyx, pero al marchar de la ciudad, dejó un verdadero problema: el coste de las distintas batallas no había hecho más que incrementar el precio de la vivienda, hasta alcanzar precios nunca vistos.

 

Es imposible que pueda seguir pagando el alquiler de mi taller – nos confiesa Jack – y eso que yo, como ingeniero, lo tengo más fácil, ya que mis suministros sirven a todo aquél que porte un arma, y eso es mucha gente, je! Pero lo estoy pasando mal, no sé cómo seguir afrontando los gastos.
(Jack, ingeniero)

Por suerte, ha surgido la «Iniciativa Ogrifi». Esta iniciativa ofrece a los habitantes de Orgrimmar compartir piso choza (o local) a cambio de wi-fi gratis. Quienes ya dispongan de una «vivienda» en propiedad, podrán compartir algunos metros cuadrados con otros habitantes y poder recibir este servicio.
Se fomenta de esta manera el poder compartir gastos de hoguera y mantas de piel, de manera que todo el mundo en la ciudad pueda dormir bajo un techo. De este modo, el nuevo Consejero de Vivienda y Bienestar, Hoggar Martillazos, proporcionará Wi-fi gratis a los habitantes que se acojan a estas medidas.

Al principio, la idea no me parecía demasiado buena, porque, sinceramente, ¿qué orco conoces que use Wi-fi? Pero mira tú por dónde, fue pasando el tiempo y cada vez hay más orcos, taurens y demás, que están interesados en las nuevas tecnologías. Y bueno, ya sabes, Draenor está bastante lejos, pero hemos conseguido establecer una conexión más que aceptable. Yo no me llevo casi nada de beneficio…¡eh, no me mires así, he cambiado! Sólo cobro la instalación y reparación de los routers.  (Hobbar Martillazos)

Ya lo sabes: Orgrifi es la nueva forma de vivir en Orgrimmar.
Ve y conéctate!