Un hombre muere en Ventormenta tras pedirle matrimonio a su pareja.

Lüisgöläs es un elfo de la noche pícaro nivel 60, natural del Roble Quejumbroso, en Darnassus, afincado en Páramos de Poniente hasta la mayoría de edad, momento en el que decidió trasladar su hogar a Ventormenta, en el Valle de los Héroes. Allí perfeccionó el arte de la picaresca hasta conseguir su mayor meta en la vida: unirse a los Asesinos de Ventormenta.

Durante su entrenamiento, conoció a la que ha sido su pareja durante los últimos 10 años, Merildagedheldae, elfa de sangre, también pícara de nivel máximo. Subieron juntos desde nivel 50 y se hicieron inseparables, momento en el que decidieron llevar su relación más allá. Nadie esperaba tan fatal desenlace.

Lüisgöläs, adicto a los juguetes desde pequeño, nunca salía de casa sin su Orbe del engaño. Con él conoció a Merildagedheldae y cuando empezaron su relación con ella, dudó si seguir utilizándolo, pero finalmente nunca dejó de hacerlo.

“Nos mudamos a Dalaran, la progresión lógica era formar una familia, y pensé en abandonar la Hermandad de Asesinos, no quería ampliar la familia en un entorno como ese. Encontré un trabajo de peletero, ahorré muchos meses para comprar el Anillo de Compromiso Dorado, ahora tengo miedo a salir a la calle, he vuelto a Ventormenta a casa de mis padres, me campea con sus amigos y familia y me gritan ‘Traidor, sucia escoria darnassiana’”

Esa tarde, Merildagedheldae acudió a su cita con Lüisgöläs sin sospechar nada. Él quería pedirle matrimonio delante de la catedral, y ella pensaba que sólo iban a hacer un poco de PvP outdoor como en los viejos tiempos. Él se arrodilló en la escalera frente a ella, y sacó una preciosa caja del bolsillo. Ella se sorprendió, miró el anillo, y en ese preciso instante él se quitó el Orbe del Engaño y le dijo: “Te amo, quieres casarte conm…”

Sin dejarle terminar la frase, y nada más ver por primera vez su rostro de elfo de la noche, se esfumó y entró en modo sigilo muy furiosa. Lo último que presenciaron los testigos fue una ruptura, un par de eviscerar, antes de la inevitable muerte de Lüisgöläs, que nunca había muerto en Ventormenta y tardó lo suyo en ubicarse desde el cementerio.

Evidentemente Merildagedheldae está en búsqueda y captura, no ha vuelto a aparecer por su domicilio, y se cree que puede estar refugiada en cada de algún familiar en la capital de la Horda, Orgrimmar.

“Siempre pensé que ella lo sabía, y que sus chistes malos sobre la Alianza eran sólo bromas. Nunca pensé que el Orbe del engaño la hubiera tenido tanto tiempo… engañada. Lo siento muchísimo.”

Fuentes afirman que Merildagedheldae podría querer tomar represalias legales ya que Lüisgöläs se enfrentaría a una causa Penal derivada principalmente del incumplimiento de derechos conyugales.

 

El amor no tiene facción... o  sí?

Ve, Adalid, y no pintes ciego al amor.

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído.