Seleccionar página

Palia: el nuevo MMO donde encontrarás «referencias razonables» con el Wow

Nadie es quién dice ser en Kilima.

Palia es un nuevo MMO que aún no ha salido de manera oficial, pero que ya reúne a miles de jugadores en su fase de Beta abierta. Hay muchos entusiastas que disfrutan del ámbito tranquilo y relajado que ofrece este juego cuidando de la huerta, cazando, pescando o descubriendo templos secretos (curiosamente, MUY parecidos a Zereth Mortis).

Mientras paseas por Kilima Village, lugar de reunión principal y centro de actividad comercial, podrás ir conociendo a sus habitantes y ganarte su confianza e incluso, entablar uno o dos romances. Todo esto mientras vas descubriendo poco a poco qué ocurrió con toda la Humanidad.

Te presentamos a algunos de sus ciudadanos y sus «referencias razonables» con el mundo del Wow.

 

ZEKI: el tendero del pueblo. Puedes vender lo que tengas en las mochilas y comprar otros bienes en su tienda. Los precios no son baratos, pero esta versión furra de Galliwix tiene sus razones: ¡hacerse rico!

JINA y HECKLA: La versión femenina de Rannan Koren se llama Jina y es una aprendiz de erudita que te dará algunas claves para saber quién eres. Heckla es su guardiana y guardaespaldas.

Jel: el sastre proveniente de una gran familia ligada a la moda es quien te dará las claves para vestir como debes en cada ocasión. Le gusta el rollito melancólico, el otoño y la belleza de la muerte. Sir Denathrius venido a menos.

Najuma: esta joven inventora no tiene nada que envidiarle a los Mecagnomos. Lo mismo te construye un planeador que vuela una mina. Eso sí, no se lo cuentes a su padre.

 

Muy pronto conocerás al resto de sus habitantes pero, si te puede la curiosidad, regístrate en la web de Palia y disfruta de este nuevo mundo. Tal vez encuentres a Thrall o a Jaina (guiño, guiño, codo, codo).

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído.