Thrall y Jaina, juntos en Dragonflight

«Llevamos juntos más de 10000 años, no entiendo todo este revuelo» 

Aún queda mucho (o poco, no se sabe nada) para que salga oficialmente Dragonflight, la próxima expansión de World of Warcraft, pero internet es un lugar salvaje donde los leaks y los datamineos de fases alfa andan peligrosamente sueltos.

Y claro, como en todo datamineo, nos van llegando datos curiosos, no sólo de zonas o mecánicas, si no de lore. Un tema que siempre levanta ampollas allá por donde va. Y con Dragonflight no iba a ser menos. Se ha descubierto que aparece un «character name Jaina» y un tal «character name Thrall» junto a la palabra «lineage» y han saltado todo tipo de alarmas al respecto. 

Hemos ido hasta las Islas Dragón para hablar directamente con ellos.

 

 

No entendemos todo este revuelo, de verdad. Llevamos juntos desde… no sé, más de 10000 años, aquí tranquilos en las Islas Dragón, hasta que llegaron unos «datamineadores» y se han vuelto locos al vernos. Lo peor es que nuestras crías lo están pasando mal. No controlan sus poderes y es un desastre en casa. Por favor, dejadnos en paz o nos veremos obligados a quemaros a todos. Gracias

Parece ser que sus nombres se han confundido con los de otros personajes.
Desde Blizzard, sólo han comunicado un escueto «Lo sentimos. A partir de ahora, llevarán sus nombres dracónicos completos: Thralldormu, del vuelo bronce y Jainacgos, del vuelo azul».

 

Ve a las Islas Dragón, pero no cambies los nombres.

Jaina probará el poder arcano en la nueva expansión

Se cree que la nueva imagen de Kalecgos es la causa

Todos hemos visto el pasado martes 19 el tan esperado auncio de la próxima expansión de World of Warcraft: Dragonflight. Pero los jugadores no fuimos los únicos que nos quedamos atónitos delante de nuestras pantallas, algunos npc del juego también lo hicieron.

En concreto, la archimaga Jaina Valiente, quien se encontraba en su casa de Boralus atenta a lo que el futuro de su mundo tenía preparado para ella, cuando se llevó la gran sorpresa. Pero lo que muchos creyeron que era emoción por el nuevo contenido y la aventura que se avecina, en realidad iba por otro lado totalmente distinto.

Estaba tranquila mirándolo en mi tablet. No me esperaba mucho porque se supone que en esta próxima expansión a mí me toca descansar (vamos una si y una no, salvo Khadgar que se apunta a todas las que puede)

El caso es que cuando vi la Isla Dragón, los dragones, etc… no me sorprendí mucho, sabía que antes o después les iba a tocar a ellos, además, Alextrasza andaba últimamente «muy ocupada con sus asuntos» y algo sospeché. 

Sin embargo, hubo algo que me llamó la atención, fue solo unos segundos porque se trataba solo de un fotograma que como vino, se fue… no podía dar crédito pero estaba segura que mis ojos no me habían engañad y que allí estaba él: 

Al principio empecé a notar que me subía mucho calor por el pecho y tuve que invocar unos cubitos de hielo para refrescarme… luego me puse nerviosa y empecé a caminar por mi casa de un lado para otro abriendo ventanas, cerrando puertas, como buscando algo, no lo sé…. encontré mi bastón y me abrí un portal a Dalaran. Corrí hacia la Ciudadela Violeta y encontré a Khadgar ahí con sus cosas, lo cogí por los cuellos de la camisa y le dije: 

– ¿Dónde está Kalecgos?

– ¡Hola Jaina! yo también me alegro de verte; ¿qué tal por Shadowla…?

– ¿¿¡QUE DÓNDE ESTÁ!??

-¿Kalec? En las Islas Dragón haciendo… no sé… cosas de dragón, supongo.

– ¿Podemos ir?

– ¿Adónde, Jaina?

– ¡A LAS PUÑETERAS ISLAS DRAGÓN!

– ¡Eh! Menos gritos, milagritos… no, no podemos ir todavía hasta que no abran la beta. 

Me fuí de ahí decepcionada y volví a Boralus. Encendí mi PC, me apunté a la beta de Dragonflight y escribí un correo a Blizzard solicitando formar parte del reparto de NPC´s de la nueva expansión. No puedo hacer más.

Esperamos de todo corazón que Jaina consiga un puesto en Dragonflight y otro en el corazón de su dragón arcano favorito. Nosotros, mientras, seguimos rezando para que Blizzard anuncie pronto una fecha de algo… no sé… lanzamiento, beta o lo que sea: ¡¡QUEREMOS FECHAS, BLIZZARD!!

Giro argumental inesperado: Jaina dejará de ser maga para ser pícara.

Las redes sociales de Azeroth se han despertado con una noticia revolucionaria: Jaina abandonará el Kirin Tor para unirse a los Descoronados.

La maga favorita (o no) de todos los habitantes de Azeroth ha decidido dejar su bastón y su capa de maga para cambiarlos por un par de dagas. Y es que esta mañana ha presentado su carta de renuncia al Kirin Tor para unirse a las filas de los Descoronados.

Es una idea que me viene rondando por la cabeza desde hace meses. Constantemente veo que los jugadores cambian de clase y dejan de jugar unos roles para jugar otros.

Incluso Thrall ha dejado de ser chaman para recorrer el camino de los guerreros. 

Por eso finalmente me he decidido, estoy harta de ser rango y me apetece probar ser melé durante una temporada. Además, Valeera ya me ha dicho que me ayudará en todo lo que necesite y Khadgar me ha confirmado que puedo volver al Kirin Tor siempre que quiera. 

Ya lo dice el refrán: «La cabra tira al monte» y es que si lo pensamos fríamente, Jaina procede de una familia de marineros y una de las especializaciones de los pícaros es forajido.

Blizzard teme que se empiece a poner de moda entre los personajes de Azeroth el «cambio de clase» y esto se convierta en un sindios.

Desde El Pergamino le deseamos mucha suerte a Jaina en el camino de las sombras.

Ve en sigilo Adalid.