Las largas colas de Lost Ark, ganadoras del Premio «Mejor Cola» 2022

Lost Ark no lleva ni una semana, pero ya está recogiendo suculentos premios

 

Si hay un evento que ha eclipsado por completo el resto de eventos durante este fin de semana pasado (algo de unos Goya) ése ha sido, sin duda, el arranque del juego Lost Ark.

Desde que comenzó sus andanzas el pasado día 8 (para los famosos «founders») hasta hoy, se ha vivido «el acontecimiento más grande en la historia de los lanzamientos de un videojuego» (no te pases, joséluis, no te pases). Muchos aseguran que es todo un fraude, un globo que voló demasiado alto (holi, Bezos) para estrellarse contra una gaviota (KEK), algo así como el mayor fracaso en la historia de los lanzamientos. Pero entonces, ¿en qué quedamos? ¿Es un éxito o un fracaso? Si miramos los números, es un rotundo éxito: más de 1.325.305 jugadores simultáneos, el 2º mayor pico en la historia de la plataforma de juegos Steam.

 

 

Sin embargo, no todos los jugadores pudieron disfrutar de este éxito, en su lugar, tuvieron que esperar largos períodos de tiempo para poder conectarse en uno de los servidores del juego, y crear, por fin, su personaje. Esto es lo que se llama comúnmente «hacer cola», algo que muchos mortales experimentamos cuando vamos al súper, en la sección de charcutería, de pescadería, o en las oficinas del INEM. Pero he aquí que, en esta ocasión, la cola tiene premio: Mejor Cola del año 2022.
Así de contundente.

Ve y come cola, que tiene premio.

El / ignore desencadena una ola de incomunicación social.

Uno de los últimos cambios que trae el parche 9.1.5 se producirá en la línea de comando de chat «barra ignore» (/ ignore). Hasta el día de hoy, este comando permitía «silenciar» al personaje que nos susurraba con alguna tontería y olvidarnos de él. A partir de este cambio, no sólo se silenciará a este personaje en concreto, si no también a TODOS los personajes asociados a nivel de cuenta. Así pues, si alguien nos susurra con una molesta invitación de unión a su hermandad (guild) podremos librarnos de un plumazo de todas las futuras invitaciones de sus alters.
Esta medida parece que llega «tarde» pero es una medida que contenta a una gran mayoría de jugadores, hartos de recibir susurros con invitaciones de guild, o ventas de rusheos (asalto rápido) o «dame un oro para talentos».
¿He dicho una gran mayoría? Vaya, parece que hay un grupo de jugadores que está muy descontento con esta medida: los wispeadores-spamers. Este grupo de «jugadores» sólo sabe spamear (mandar susurros-basura-inútiles-pesados-plastas) para «ofrecer» rusheos de míticas plus o de raids, o venderte la montura meca-jarly «a buen precio».
Tanto es así, que muchos de estos «personajes» han entrado en una espiral de descontento y rabia que ha causado roturas de teclados y ratones:

¿Cómo es posible? ¿Qué haré ahora si no puedo spamear ofreciendo mis servicios para rushear a la gente y sacar oro? Ahora me ignorarán y no podré entrar con otros personajes. ¡Es una mier***! Exijo una compensación por las pérdidas de oro que no he ganado. He dicho.
(Stephen A.K, Illinois, EEUU)

Jennifer M.N, de Canterbury, UK, nos comenta su caso:
«somos una guild de avance high end y siempre buscamos gente para completar el roster en las raids. Con esta medida, nos silenciará mucha gente por char de comercio y será imposible seguir avanzando. Habrá que hacer disband.»

A pesar de estas voces en contra, encontramos gente que está muy a favor de esta medida, como Javier H.P, de Villabajo del Pinar, España:
«Pues, yo lo veo muy bien, porque me gusta ir a mi rollo, farmeando plantitas y cueros, y me molesta bastante todo ese spam de <<ven a mi guild, cómprame la alpaca o te bailo en el buzón por 5 oros>> De verdad, eh, es insoportable. Yo no quiero socializar, sólo quiero estar tranquilo con mis cosas. Ahora pondré el / ignore y ¡a tomar por saco todo!»

Parece que viene una época de aislamiento social, o soledad, o sudando de todo… lo que cada uno prefiera.
Ve y silencia, adalid.

¿Serás tú un Nathrezim? Te damos las claves para descubrirlo.

¿Seré yo un Nathrezim de ésos?
Seguro que te has hecho esta pregunta mil veces, y siempre te quedas dudando. ¿Cómo saber si lo eres o no? Te contamos todas las claves para saber si eres humano o un Nathrezim.

1- Si cuando te estás peinando notas unos mechones de pelo rebeldes que «parecen» unos cuernos, podrías ser uno de ellos. A los calvos se les va notando como unas manchitas que parecen lunares, pero no lo son. En ambos casos, revisa su desarrollo.

2- Es posible que hayas experimentado leves molestias o dolores musculares en la parte inferior de los omóplatos. Seguro que piensas que es por una mala postura o por viciar al pc muchas horas. Pero lo que no sabes es que quizás estés desarrollando alas demoníacas.

3- Es un día soleado y sales bien fresquito, pero de repente se pone a llover y te sorprendes a ti mismo pronunciando palabras ininteligibles y mirando con furia al cielo, los puños en alto. Podrías pensar que es mal humor pero, ¿y si tu verdadera lengua materna son todas esas palabrejas? Piénsalo.

4- Si cuando vas a comprarte calzado nuevo, siempre encuentras alguna pega, quizás no seas humano. Te están grandes, o pequeños, o te rozan los callos y sólo eres feliz caminando descalzo: no hay duda, las pezuñas están haciendo de las suyas.

5- Si ves las pelis de Netflix desde un sillón bien cómodo, pero estás cambiando de postura cada pocos minutos, puede que no seas del todo humano. Piensa que para un Nathrezim no siempre es fácil encontrar la postura perfecta y disfrutar de su serie favorita.

Si cumples uno o más de uno de los puntos arriba expuestos, enhorabuena, eres un Nathrezim de los pies a la cabeza. Prueba a soltar tu verdadero ser y que cunda el pánico por tu ciudad, ¡será divertido!

Ve y grita….digo, ¡sirve!

Todavía hay jugadores que piensan que pueden dejar el WoW

Estamos a las puertas de la nueva expansión “Shadowlands” que saldrá a la luz pública el próximo 24 de noviembre (sino hay más retrasos, ni aplazamientos de Blizzard) y coincidirá con el décimo sexto aniversario del juego base que se publicó en 2004. Desde entonces y durante estos dieciséis (16) años hay jugadores que aún piensan que pueden dejar el juego. “Esta es la última expansión a la que juego” o “este juego está muerto ya” son las clásicas consignas que se hacen este tipo de jugadores.

Sin embargo, un estudio de la Universidad de Dalaran ha descubierto lo que podría ser el “síndrome del adalid quemado”. Los síntomas más visibles serían la compra inexorable de las expansiones, así como tiempo de juego constante, añadido de un sentimiento de culpa que se manifiesta en forma de odio hacia la empresa y el propio juego. Los casos más agudos son de los campeones que aun sabiendo que el juego no les reporta ningún tipo de gratificación siguen pagando igualmente para quejarse o para que Blizzard rehaga el juego a su gusto, porque piensan que de esa forma concreta el juego sería mucho mejor.

Varios magos de Dalaran muestran su preocupación con ésta exponencial tendencia y no entienden cómo puede haber adalides que aún piensen que pueden dejar Azeroth.

“Sylvanas ha preparado este pifostio en Rasganorte pensando que puede dejar el juego y liberarnos a todos, pero es un acto pueril y sin sentido.”

Sentencia un decano de Artes cognitivas e Ilusorias de la afamada universidad.