Seleccionar página

Encuentran a Sylvanas durmiendo en las escaleras de Torghast: «No recuerdo que pasó, fue una noche muy loca»

Nos llega a la redacción lo que parece un fragmento del diario de Sylvanas, no tenemos palabras para opinar sobre ello:
¡¡Este texto puede contener un SPOILER de la trama. Entra bajo tu responsabilidad!!

31 de Diciembre de 2020. La noche prometía, era la fiesta de fin de año y todo el mundo en Torghast parecía feliz. Pese a la tozudez de Anduin para entrar en razones, no me rendía con él.
Día tras día me acercaba a su celda para contarle la verdad sobre todo el tinglado que estaba montado. Las grandes mentiras que nos habían contado. La imposibilidad de poder elegir nuestro propio destino, y la necesidad de empezar todo de cero.

Quizás tuve un momento de debilidad y una parte de mi empatizó con él. Sólo, sin poder celebrar la navidad con su familia…

¡¡Va, bobadas…!! Me apetecía un poco de fiestuki y me fui con unos zumitos edulcorados. Cómo estaba aburrida, me traje un par de botellas para darle la turra al leoncito, a ver si de una vez por todas era capaz de convencerlo.

El tema es que los zumitos se nos fueron de las manos, al cabo de una hora de conversación ya estaba algo chispita y me dio la neura e invité a varios abjurantes a la fiesta. Muchos nunca habían probado un buen copazo de Azeroth, o bueno, no se acordaban, no lo tengo muy claro. El tema es que el ambiente se animó y entre una cosa y otra… ya no recuerdo mucho, tengo muchas lagunillas de lo que pasó anoche.

Lo último que recuerdo son unos flashbacks de Arthas y de Anduin, de dos espadones largos y fríos… creo, y un deseo irrefrenable de… Oh… ¡Mierda!

Sylvanas Brisaveloz – 01/01/21