Dragonflight desata la moda de adoptar dragones como mascotas en occidente

ADDA recuerda que: «De pequeños son muy monos pero luego crecen y hay que atender sus necesidades»

Y es que ha vuelto a ocurrir: el lanzamiento de algún producto novedoso desata una absurda moda en occidente, en este caso, la adopción de dragones como mascotas.

Con el anuncio de Dragonflight, lo que los expertos ya denominan «la fiebre dragón» ha movido más dinero del que se espera ganar con la propia expansión: merchandising, ropa, accesorios, decoración…. Pero con lo que nadie contaba era con la adopción real de dragones.

Se trata de una red ilegal que los introduce en Europa desde Asia cuando aún no han salido del cascarón.

Después, los venden como artículos de lujo y con una pequeña guía bastante pobre de cómo cuidarlos y mantenerlos.

Pero, como ocurre con todas las mascotas, de pequeños son muy monos, y cuando crecen la cosa cambia:

  • Sus excrementos son descomunales: algunos son incluso más grande que los propios dueños de las mascotas.
  • Ocupan mucho espacio: los dragones necesitan un espacio abierto para volar y desplegar sus alas, no pueden estar encerrados en sus jaulas.
  • Se vuelven agresivos: se han dado casos de dragones que han arrancado algún brazo o pierna de sus dueños.
  • Comen mucho: algunas familias no se pueden permitir una docena de vacas al día para alimentar al «animalito»

ADDA (Asociación De Defensa de los Animales) ha lanzado una campaña para evitar, por un lado, el tráfico de estas criaturas y por otro, el rescate de aquellos que ya no pueden ser atendidos por sus dueños. Se plantea crear una reserva natural protegida en Francia para llevar allí a todos los dragones Europeos y poner en marcha un proceso de recuperación y adaptación para que aprendan a vivir en libertad.

¡No compres un dragón, adopta un gato o un perro, adalid!

Imagen random de un dragón random conseguida de internet de forma random.

Ganar un duelo de mascotas será requisito indispensable para superar la selectividad este año.

El pasado Jueves, el Ministerio de Educación ha publicado, como cada año, los requisitos de acceso y las pruebas pertinentes para la Selectividad de este año.

La principal novedad, que ha pillado totalmente por sorpresa a los alumnos, ha sido el hecho de que este año, para poder superar la prueba de acceso a la Universidad será necesario ganar un combate de mascotas de World of Warcraft.

 

Hemos comprobado que este año, debido a la crisis social generada por la pandemia, muchos alumnos han pasado muchas horas de su tiempo libre jugando a videojuegos como es World of Warcraft.

Por eso, para facilitarles las cosas, hemos decidido que un pequeño porcentaje de la nota se consiga a través de un duelo de mascotas en el WOW.

Creemos que de esta forma, motivaremos más a los alumnos a seguir adelante, puesto que estamos seguros de que un porcentaje muy alto de ellos conseguirán superarlas con éxito.

Sin embargo, la opinión de los alumnos difiere enormemente de la visión optimista que aporta el Ministerio, pues muchos de ellos consideran que esta prueba, no es más que un impedimento para complicar aún más los accesos a la Universidad.

No creo que incluir duelos de mascotas del wow sea una forma «fiable» de considerar si un alumno está preparado para acceder a la facultad. De hecho, ni siquiera soy capaz de ver de qué forma nos puede ayudar eso en el futuro. Yo quiero estudiar Periodismo y esto no tiene absolutamente nada que ver con esa rama.

Lo único que buscan es fastidiarnos.

Esto es indignante, te pasas el curso preparándote para este examen y de repente te salen por peteneras con algo que no había visto en mi vida. 

¡Yo ni siquiera juego a World of Warcraft! He tenido que hacerme una cuenta y pasar horas farmeando mascotas y luchando con ellas para entender cómo funciona el mecanismo, lo cual me ha quitado tiempo de preparar materias mucho más importantes y que llevo más atrasadas, como filosofía. 

Es una pena que, de todas las opciones que tiene el juego, vayan a incluir precisamente el duelo de mascotas, la que menos tiene que ver con el contenido de World of Warcraft.

Llevo años jugando a este juego pero nunca había hecho duelos de mascotas, así que he tenido que ponerme a full para prepararme.

Seguramente suspenda porque el resto de las asignaturas las llevo  todavía peor, pero este tipo de cambios de última hora desaniman bastante.