«V Rising», el juego de vampiros anarquistas que están de risas

A priori, un lector inexperto podría suponer que «V Rising» iba a tratar de un “Despertar de los vampiros”, pero nada más lejos de la realidad. El nuevo fenómeno de masas, trata de un juego de vampiros fanáticos de V de vendetta, que tienen que farmear historias de los campesinos del lugar, para luego hacer monólogos en sus castillos, de ahí el rising, de risas, vamos.

El juego está en 6 idiomas disponibles, entre ellos el español, claro, aunque sus voces están en perfecto guiri, ya que a estos vampiros con decenas de años a sus espaldas, no les ha salido bien la jugada de viajar por el mundo y aprender a hablar más idiomas. Eso sí, con lápiz y papel todo solucionado, pero no les hables en otra cosa que no sea inglés porque no se van a joscar de nada.

La gente de Stunlock Studios ha creado un nuevo género de Acción, Aventura, y Comedia. V Rising es un MMO y ahora mismo lo puedes adquirir en una de las plataformas más conocidas (como es “Vapor”) por nada más y nada menos que 20 euritos de nada.

Como vampiro, tendrás que farmear, mucho, y sobre todo memorizar los mejores chistes para luego contarlos en tu castillo, hacer fiestas, y atraer al pueblo. Pueblo que luego te vas a comer, claro, pero ¡eh!, no será una muerte cruel, se morirán de risa.

Más de 10.000 reseñas, la mayoría muy positivas, avalan la nueva joya del entretenimiento low cost.

Ve y rising adalid, pero ojo cuidado, vanpiros esiten.

Throne and Liberty, el Nuevo MMO de NCSOFT que llegará a mitad de 2022

El pasado 17 de Marzo NCSOFT anunció, para sorpresa de todos, su nuevo MMO que, en un principio, estaba orientado para ser una extensión de Lineage, pero con la de cosas que han ido cambiando, Benito el becario llegó un día a la oficina y dijo: “Con la cantidad de cosas que hemos cambiado en estos años, esto parece que no tiene nada de Lineage”. Así fue como nació esta nueva IP.

Moon-young Choi (Principal Development Management Officer) dice que este MMO traerá aire fresco y mecánicas nunca exploradas.

“Aquí los efectos climáticos pueden condicionar los elementos de una batalla, como por ejemplo el aire que puede afectar a las flechas, o los gases flatulentos que pueden hacer que te marees y no puedas lanzar ese hechizo de contra defensa.”

Otra de las características que llaman la atención es que los jugadores podrán convertirse en animales, a modo de montura para explorar el mundo, en cualquiera de sus elementos. Podrás convertirte en un águila, pantera, o siluro, pero no se descarta que también puedas ser un gorrión, un chow-chow o una sardinilla.

“Estamos explorando todas las posibilidades para que el jugador pueda transformarse en el animal que realmente quiere ser.”

El juego saldrá para Pc y consolas, aunque no se sabe con certeza para qué consolas, ya que con la falta de stock actual, vender un juego para una consola que nadie puede comprar, porque no hay, “es tontería”.

Os dejamos con el vídeo de su presentación para que veáis de lo que estamos hablando.

Id y preparad la cartera, no tiene pinta de ser barato.

De «Adalid» a «Aventurero», la caída del gamer.

La caída del héroe, o la triste realidad: de héroe a cero, como diría Filoctetes en «Hércules».

 

Poco más de una semana lleva el popular juego de Lost Ark, y ya levanta muchas pasiones, aunque no todas positivas.
De todos es sabido que el mayor «hate» se lo ha llevado la larga espera para entrar a los servidores del juego, o los mantenimientos que sufre a horas «intempestivas» (a las 8h de la tarde, horario europeo). Para paliar estas carencias, los responsables de Smilegate y Amazon han decidido abrir una zona nueva para Europa, y con ello, liberar un poco el estado de saturación de ciertos servidores. Incluso han estado regalando objetos in-game a modo de «disculpen las molestias». Por supuesto, con gente que sigue quejándose, nada nuevo bajo el sol.

 

 

Pero, el verdadero «problema» es otro: el llamado síndrome de «la caída del héroe». La famosa psicóloga Susan Von Kaida nos lo explica:

Los jugadores de RPGMMO están acostumbrados a ser héroes que luchan contra grandes males: dioses del inframundo, bestias venidas de otros mundos o viajes a través del tiempo y el espacio, todo ello en pos de la salvación del mundo y sus habitantes. con todos los logros que consiguen, su estatus va creciendo, no sólo en el propio juego (donde recibe títulos como «adalid», «campeón», «héroe») si no en su propia vida. Se siente superior y con más confianza para los retos de la vida diaria. Pero en Lost Ark ocurre algo, para ellos, terrible: la caída del héroe. Han perdido ese status conseguido durante años (el ejemplo más crudo es el «adalid de Azeroth») para convertirse en simple «aventurero/a». Y claro, se nos llenan las salas de pacientes con la autoestima muy tocada, que ya no soportan esta caída en desgracia. Aconsejamos conseguir todos los logros que otorguen títulos llamativos.

Recordamos que en la película de animación de «Hércules» ocurre algo parecido: el héroe cae en desgracia, se siente humillado y es rebajado a simple mortal, pero, con esfuerzo y dedicación, consigue levantarse y ser el héroe que merece ser.

Ve y sé un héroe, aventurero.

Jugador de Wow decide probar FFXIV Online: «He visto demasiadas cosas»

Hace ya varias semanas, meses incluso, que estamos viendo una especie de «guerra» entre jugadores de Wow y jugadores de Final Fantasy XIV Online, sobre qué MMO (juego multijugador masivo) es «mejor». Sinceramente, en la redacción de El Pergamino, pensamos que CUALQUIER JUEGO tiene potencial para «entretener y divertir», pero dejaremos este asunto para otro día.
Hoy os traemos, en rigurosa exclusiva, las declaraciones de un jugador de Wow «de toda la vida» que decidió probar el FFXIV  «a ver si era cierto todo lo que decían». Os dejamos un compendio de semejanzas y diferencias, según J.R.R.M, de Vitigudinos del Campo, Valladolid.

1- La pantalla de creación es otro mundo, literalmente. Estás tirado en medio de un cielo estrellado, y puedes pasarte ahí horas. Las opciones de personalización son muy numerosas y como no tienes idea de nada, pruebas todas las posibilidades. Estuve más de 8 horas creando un personaje pero entonces me desconecté y mi personaje ya no estaba. Tuve que empezar de cero con otro personaje.

2- Una vez que creas el personaje y entras al mundo por primera vez en el FFXIV, es todo muy extraño, pero te van saltando tutoriales y más o menos lo pillas todo (está en inglés KEK). Pero cometí un fallo terrible, pregunté por chat dónde estaba la posada de Orgullo de León, por costumbre, y me banearon de inmediato. Otro personaje perdido.

3 – Me dijeron que con un único personaje podría ser todas las clases posibles: cazador, mago, brujo, sanador, guerrero… No me creí nada, por supuesto, pero tenía que verlo con mis ojos. Me hice un tercer personaje, que empezó como arquero, y fue todo un lío tremendo: arma de asta, arco, espada, hechizos, cazar ardillas, subir level… no me enteraba de nada. Había misiones «de clase» pero claro, si cambias de clase, ¿qué misión haces? Otro personaje malgastado.

4 – Con mi cuarto personaje investigué cómo funcionaba el teletransporte. Hay unos diamantes azules que te llevan de un lado a otro, pagando una cantidad, eso si. Aunque hay otros cristales que son como tu hogar, y no gastas ni un cobre. Fue confuso al principio, lo reconozco.

5 – Las ciudades, madre mía, las ciudades. Si te pierdes en Oribos dando vueltas en círculo buscando al transfigurador y te ves obligado a sacar el Yak de expedición, cuando veas las ciudades de FF te desmayas. Con mi quinto personaje aparecí en una ciudad costera, con barcos y eso, llamada Limsa Lominsa. Muy ruidosa, con mucha gente. Me perdí en el muelle.

6 – Y no te puedo contar nada más, porque siempre que entro en FF pienso en el Wow, así que pago otro mes y vuelvo a Azeroth.

Esperemos que te sirva de ayuda… o no.
Ve y prueba [pero si vuelves al WoW que no te extrañe, equisde].