Una frutera de una conocida cadena de supermercados ha tenido que avisar que las peras no son mokokos

Y así, amigos, es como la realidad supera a la ficción. Desde el 11 de febrero, Lost Ark ha dado un duro golpe a la comunidad gamer de occidente, hasta el punto de llegar a este pequeño suceso anecdótico.

La responsable de la sección de frutería comprobó que, sobre todo desde principios de marzo, la venta de peras había incrementado notablemente con respecto a otros años y muy por encima respecto a cualquier otra fruta. Lo que en un principio parecía una anomalía puntual, que era buena para el negocio, ha tenido que ser intervenido por los responsables de la empresa matriz, pues había riesgo de desabastecimiento de peras.

Nadie entendía nada, ya bastantes problemas había con el aceite de girasol, que al menos ya tenía localizado el foco del problema, una desgraciada guerra; pero el tema de las peras, nadie lo entendía.

La frutera se puso en modo detective, y empezó a observar más cuidadosamente a la clientela que demandaba tan “enérgicamente” las peras. Normalmente eran jóvenes entre los 20 y 40 años, siempre atentos a la calidad de la materia y siempre seleccionando la fruta con un cuidado y un mimo totalmente desproporcionado.

Me fijé que incluso una señora se llevaba la fruta en una bolsa especial acolchada y claro, me llamó poderosamente la atención, por lo que le pregunté a qué se debía tanto mimo por las peras, y me dijo: «Qué peras, ni que peros, niña, esto son mokokos, pequeños y dulces niños que nadie debe comer, les estoy librando de una terrible muerte, y me sirve además para que me cuente para mis coleccionables de semillas de mokoko.”

La frutera entonces empezó a investigar, y en cuanto puso “mokoko” en Google todo empezó a tener algo de sentido.

“La gente está como una puta cabra en serio, yo estudié ADE para otra cosa, no para tener que decirle a la gente que una puta pera no es un puto mokoko. No te lo pierdas, que el otro día, me entró un friki que quería buscar una “sala oculta” para entrar al almacén y ver si había mokokos ahí, mokokos, que encima eso ni existe, mira de verdad, a ver si cae ya ese puto meteorito de una vez”.

Ve y farmea, kokomo, pero con cabeza.

Game Freak lo ha vuelto a hacer: Pokemon edición MOKOKO

El videojuego sur-coreano favorito de muchos (cada vez más) vuelve a darnos de qué hablar. Con la recién anunciada colaboración entre Smilegate y Game Freak, podremos explorar el vasto mundo de PoKésia de la mano de Pikachu y algunos de sus amigos de Kanto y Hoenn, para hacernos con los Mokoko de todas las regiones existentes.

De momento sólo hemos podido disfrutar de una pequeña presentación, en dónde arranca la aventura, y el lugar no es otro que PoPuNiKa, lugar en el que nos espera una aventura a todo color de la que podremos disfrutar en solitario, en grupo con amigos o con otros aventureros del mundo.

 

¡Prepárate para la aventura con un paquete de inicio! No sabemos la fecha exacta del lanzamiento pero Smilegate asegura que podríamos tenerlo en nuestras manos antes de que acabe el año. Para ir abriendo boca, os dejamos con algunas imágenes de los sets que posiblemente estén incluidos con la edición física y digital del juego.

 

Ve, Adalid, y hazte con todos.

Jugador de Lost Ark encuentra la dignidad que perdió haciendo colas para entrar a jugar farmeando mokokos

«El mokoko le llegó al kokoro»

Es evidente que Amazon Gaming, junto con Smilegate RPG, han cosechado un éxito rotundo con la salida de Lost Ark en Occidente. Grande es el vicio, y los jugadores más intensos aguardan largas e irritantes colas para poder entrar en el juego. Muchos han aprovechado para, una vez iniciada sesión, no desconectarse y realizar una multitud de actividades festivo lúdicas que les proporciona el juego para aprovechar al máximo ese ratito que le ha concedido la diosa de la paciencia.

Así pues, en una de esas múltiples actividades que el juego pone a disposición del entregado jugador, éste encontró la dignidad que había perdido al esperar durante más de 2 horas, varios días seguidos, haciendo cola para entrar a jugar, su dignidad.

Ahí estaba, cándida y desangelada, al lado de un mokoko. Un mokoko que si no es por el mapa interactivo que tiene abierto en otra pantalla, no hubiera encontrado en su puta vida, pero justo ahí, estaba su gran sorpresa. Desde El Pergamino logramos recoger una breve declaración de dicho jugador.

Llevaba jugando ininterrumpidamente 20 horas, y claro tenía que irme a dormir. Jamás hubiera pensado que el resto de los días siguientes tendría que hacer cola para entrar a jugar, en un principio me indigné, jamás haría cola para jugar, pero al final entré por el aro y esperé. Ahí perdí mi dignidad. Para mi sorpresa, la volví a encontrar. ¡Y dentro del juego! Éstos de Amazon Gaming lo tienen todo pensado. Menos el resolver las colas, eso ya, si tal, para otro día.” — Peter Petreli

«Ve y farmea Campeón real, y descubre lo que Arkesia puede ofrecerte». — Jeff Bezos

Tras varias horas viendo gameplays de Lost Ark, ya sabe más de ese juego que los propios creadores.

Después de tres días de sufrimiento por parte de algunos jugadores Europeos, para poder afrontar las largas colas y las latencias sufridas durante el acceso anticipado que los compradores de alguno de los tres paquetes de fundador de Lost Ark han podido “disfrutar”, un jugador asegura saber más del juego que los propios creadores.

“No tienen ni p*** idea, si es que no hay servidores, la gente pagando 100 pavos ¿Para qué? ¿Para no poder entrar? Es indignante, tengo un colega que pidió fiesta ese día en el curro y todavía no ha podido jugar. Me parece fatal, vamos, y encima es que la historia no tiene ni pies ni cabeza, ¿una clase con pistolas? O sea, o es medieval o es cyberpunk, pero todo junto no pega. Eso sí, los trajecitos están guapos, vaya mozas, me dejaba pisar hasta la cabeza.”

Alex Cremento, experto en lore de otros juegos, asegura que Lost Ark está mal escrito: afirma llevar 72 horas viendo directos de varios creadores de contenido en la plataforma Twitch. Cremento seguirá consumiendo contenido de este juego durante todo el boom (que puede durar hasta seis semanas) y,  una vez se reafirme como el que más sabe del universo, olvidará para siempre que este juego existe.

tócame esta