Seleccionar página

Los Niffen sacan una línea de cuidados corporales con baba de caracol

Las Cavernas de Zaralek presentan unas características muy especiales y sus caracoles no se quedan atrás KEK

Los Niffen de las Cavernas de Zaralek han descubierto, por casualidad, que la baba de los caracoles de las cuevas tiene unas propiedades muy especiales. No sólo deja la piel suave y tersa, si no que su aroma es, según los propios Niffen, «lo más increíble que habíamos olido nunca, y eso que ahora hay miles de olores distintos con tanto aventurero suelto por ahí«.

Ni cortos ni perezosos, los Drógbar han acudido a los cuidadores de caracoles por excelencia, para proponerles un suculento trueque: baba de caracol a cambio de una huerta para plantar vegetales «del mundo exterior».

Parece ser que los Drógbar, además de grandes luchadores y levantadores de piedra, son muy amantes de las hortalizas provenientes del exterior y, para qué engañarnos, les gusta tener su propia huerta.

«Debido a nuestra afición por las rocas y el trabajo de la tierra, sufrimos muchas heridas en las manos y la baba de caracol es una maravilla. Se nos quedan las manos más suaves que las alas de polilla. Siempre llevo un frasco con baba de caracol para ponérmelo después de cargar piedras y un día uno de los niffen me olisqueó extrañado. Le conté todo esto y hemos llegado a un acuerdo: él me trae semillas del exterior a cambio de baba de caracol.»

Entre otras propiedades, la baba de caracol de las Cavernas de Zaralek deja un brillo en la piel muy festivo.
Aprovecha para deslumbrar y presume de piel suave, Adalid.

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído.