El paseo en el tiempo deja atrapados a dos jugadores en Draenor.

  • Un fallo en el conmutador del condensador de fluzo del Portal Oscuro hace que estos dos jugadores se queden ahí para siempre.

 

  • Los empleados de Blizzard trabajan a destajo para sacarlos de ahí  «En la vida habíamos visto cosa igual, estamos ojipláticos y patidifusos«

El pasado Jueves 27 de Mayo dos jugadores de EEUU, Christopher R. Harding de Portland y Valerie A. Higby de Phoenyx fueron víctimas de un fallo informático en la programación del Portal Oscuro que les dejó atrapados en una expansión alternativa: Warlords of Draenor.

Juego con Val desde hace muchos años, aunque no nos conocemos en persona, somos amigos y hemos disfrutado el lanzamiento de todas las expansiones siempre juntos.
Como nos aburríamos, decidimos ir a hacer mazmorras antiguas y pensamos que sería una buena idea probar con Burning Crusade ahora que se va a poner de moda otra vez en el Classic.
Primero cruzó Val y después fui yo, cuando entraba vi que el Portal Oscuro empezaba a cambiar de color y saltaban algunas chispas, así que me asusté y corrí detrás de ella.

Al entrar me di cuenta que algo iba mal porque no estábamos en Península de Fuego Infernal si no en la selva de Tanaan.

Tampoco podemos volver atrás y las piedras de hogar no funcionan; además, Khadgar no deja de pedirnos que le llevemos cosas, esto es agotador.

Christopher R. Harding

Este tio es un pesado, llevo años huyendo de él y no hace más que perseguirme. Ya tiene cinco órdenes de alejamiento pero se ve que no valen para el Wow, así que no me queda más remedio que correr.

Traté de entrar en el Portal Oscuro para despistarle y al cruzar le di al interruptor para que él se fuese a Draenor, el caso es que con la sincronización de grupo se ha debido de soltar algún cable y ahora estoy atrapada en esta expansión de m**rda con este imb**il.

Valerie A. Higby

Desde Blizzard creen que puede deberse a algún problema surgido con la actualización del Portal Oscuro para la salida de Burning Crusade Classic.

La cuestión es que sólo existe un Portal Oscuro para todas las expansiones y versiones del juego (son muy difíciles y caros de construir) y funcionan con unos interruptores que hacen que el mismo portal se multiplique por cada petición de jugador conectado en función del servidor, la hora, la zona geográfica y la masa atómica del producto cuántico relativo al desarrollo sinusoidal del proceso empírico.

En este sencillo esquema viene mejor explicado.

Lo único que nos han podido confirmar es que están trabajando a destajo para sacar de allí a Valerie y Cristopher y que puedan seguir cuanto antes una vida normal.

Blizzard pondrá a disposición de los dos muchachos un psicólogo y una serie de vales de descuento para el Burguer King.

Miles de jugadores atascados en el Portal Oscuro.

La reapertura del Portal Oscuro es, quizás, el evento más esperado de este año. En vistas a las pocas novedades que trae el Wow actual, al menos en su versión retail, los jugadores llevan varias semanas deseando que llegue el nuevo «Burning Crusade Classic». Que ya ves tú, es como el primero que salió hace 15 años, pero KEK, nostalgia wins.
Tanto es así, que han estado leveando sus personajes en el «nuevo Classic» hasta el nivel 60 para poder «volver a sentir» ese subidón de la primera vez.

Llevo unos 12 años aquí, en el Castillo de Nethergarde, y esto ha estado bastante tranquilo hasta que anunciaron la dichosa reapertura.  La llegada masiva de toda esta gente me pone de los nervios – nos confiesa uno de los guardias de la fortificación Alianza – Hace algunas semanas llegaron los primeros adalides y bueno, podíamos atenderlos bien, y era agradable hablar con gente nueva. Pero esto es insoportable. Voy a pedir un traslado a Theramore, me han dicho que es más tranquilo.

Por el lado de la Horda, las cosas son muy parecidas: «teníamos carne suficiente para los 4 orcos que estamos aquí, pero esto es una locura. Aunque, bien mirado, se pueden hacer Mak’gora a mansalva, ¡muhahahaha!«.

Ni el hambre ni el sueño parecen disuadir a tantos adalides:

Hemos venido a cruzar el Portal por segunda vez, y es lo más emocionante del mundo. Hay pipiolos aquí que lo harán por primera vez y se ven a sí mismos como héroes. Imagínate que el portal falla y no pasamos todos. O que pasamos todos pero algunos se quedan atrapados como Turalyon en el vacío Abisal. Pobres novatos. Buah, ¡no puedo con los nervios!

Sin embargo, el problema principal es la saturación que sufre la rampa de acceso: todos quieren ser el primero en cruzar y eso implica empujones, peleas por mantener el lugar en la «fila» y algún que otro herido. Tanto Hordas como Alianzas parecen haber dejado a un lado sus diferencias y sólo les importa cruzar en primer lugar.

«Son como los jubilados a las puertas del supermercado un lunes por la mañana. Es una locura» (soldado random apostado en el Portal).

Ve y cruza, adalid.