Blizzard eliminará todo el contenido de Burning Crusade en Retail

La necesidad de liberar espacio en disco obliga a la compañía a tomar la decisión de eliminar la primera expansión del juego.

A partir del lanzamiento de la que será la próxima expansión en el año 2023, los jugadores no podrán disfrutar del contenido de The Burning Crusade.

El motivo por el cual se ha llegado a esta decisión es que el espacio en el disco duro dónde se almacena World of Warcraft está llegando a overquota y no permite seguir almacenando más datos.

Cuando lanzamos World of Warcraft, no nos imaginábamos que llegaría a durar tantos años, por eso nadie se sorprendió cuando nos llegó el aviso del servidor indicando que estábamos llegando al límite de espacio contratado.

Por supuesto que no pensamos ampliar más espacio porque eso supondría tener que pagar más cuota de servidor, así que creemos que lo mejor para todos, es empezar a borrar lo que no se necesita. 

Burning Crusade fue una gran expansión en su momento, pero ha llegado el momento de despedirse.

Si queréis volver a Terrallende, podréis hacerlo a través de Classic. 

Con la desaparición de la expansión también lo harán todos los sets, monturas y logros que se pudieron conseguir en Terrallende. Solamente perdurarán los Elfos de Sangre y los Draenei, que serán las únicas carpetas que no se eliminen.

Además, la compañía ha anunciado que esta medida continuará siendo así cada vez que se lance una nueva expansión: se eliminará la más antigua, ya que supuestamente, debería estar añadida en el Classic.

Muchos jugadores han mostrado su protesta en redes sociales solicitando a la compañía que eliminen Warlords of Draenor que no le gusta a nadie.

Expertos calculan que Classic podría alcanzar a retail en 3 años

El Vuelo Bronce preocupado, ya que este acontecimiento podría provocar un colapso en el contínuo espacio tiempo.

Un reciente estudio publicado por la universidad de Dalarán demuestra que, al ritmo al que se desarrolla classic, éste podría alcanzar a retail en menos de tres años.

Algo que, en base, parece una auténtica locura, se apoya en el principio de que «Blizzard cada vez tarda más en lanzar los parches de retail, pero lanza muy rápido los de classic»

Aunque parece que la distancia entre ambos desarrollos se mantiene fija, los últimos datos demuestran que se está acortando a un ritmo alarmante.

Mientras que el desarrollo de Classic está experimentando una curiosa aceleración, el desarrollo de retail está mostrando exactamente lo contrario, una deceleración.

Esto ha alarmado especialmente al Vuelo Bronce que diagnostican una crisis espacio temporal.

Desde que en las Cavernas del Tiempo hemos descubierto este posible futuro alternativo, nos hemos puesto como locos a trabajar para evitar que llegue a desarrollarse algo así; sería una auténtica catástrofe.

Como siempre, lo dejaremos todo en manos de los adalices que tendrán que cruzar uno de los portales de nuestras cavernas para viajar hacia atrás en el tiempo y evitar el lanzamiento de «World of Warcraft Classic»

Por supuesto, será una mazmorra en dificultad normal, heróica y mítica, con tres boses y como principal misión evitar el lanzamiento de World of Warcraft Classic.

Por su parte, Blizzard ha preferido no pronunciarse, aunque en redes sociales y foros ya se prevee que el comentario que lanzarán al público será algo de tipo «Esto es justo lo que teníamos planeado»

El regreso de N’zoth, la vieja confiable: «orac ragap a siav ol»

Habéis leído bien el titular y os aclaramos que NO, no hay ninguna errata y SI, N’zoth regresará en el parche 9.2. 

Los ánimos no están siendo muy optimistas en las oficinas de Blizzard. Tras el desplome de las suscripciones activas, los directivos se vieron obligados a sacar la TBC Classic (que estaba prevista para septiembre) para repuntar un poco el número de jugadores activos.
Recordamos que, pagando la suscripción del Wow, puedes jugar a las 3 versiones del juego: Classic, Retail y Burning Crusade Classic. 

Con toda esta ola de nostalgia y “novedad”, ahora respiran más tranquilos, pero la sombra del fracaso persiste.
La que tildaron como “expansión más ambiciosa” se derrumba por todos lados: Torghast es prácticamente infumable, las Fauces, más de lo mismo, y con las campañas de Curia a máximo nivel, la gente se aburre y deja el juego.
En Blizzard lo tienen claro: “cuando las cosas no van bien, llamamos a viejos pesos pesados del lore para arreglar la situación. Lo hicimos con Illidan en Legión, hemos traído al Príncipe Negro en BfA y ahora tenemos a Thrall en Oribos. Pero sigue fallando algo.”

“A mí me vinieron a buscar arrastrándose por los suelos como viles gusanos. Les dije que no era necesario, pero mira, los humanos son bastante tontos y sinceramente, me gusta que se humillen – nos cuenta N’zoth – Que yo estaba muy feliz en Ny’alotha, ¿eh? Una vez acabó la raid (una ilusión, ya sabes) se fueron todos y me dejaron tranquilo de nuevo. Pero ahora quieren que vuelva y siembre el caos allá donde pise. No sé qué de la vieja confiable.”

Una de las “novedades” que traerá el regreso de N’zoth, es que no se entenderá nada de lo que diga (aún más) y así los jugadores/adalides podrán pasar mucho tiempo intentando descifrarlo. Podremos oírle decir cosas como «orac ragap a siav ol, sodaraperp siatse on» (le hace mucha ilusión decir esto) o también «¿sednocse éuq?, nóisuli anu» nos confiesa este Dios del Vacío. 

“Me gusta trolear a los habitantes de Azeroth; y lanzar frases sin sentido, lo que más. Porque, a ver, ¿tú sabes la cantidad de horas de charla y especulación que hay sobre mi por internet? Ni te acercas! Y bueno, hay algunas frases que están demasiado manidas, ya. Las voy a cambiar por nuevas frases sin sentido, pero escritas al revés. ¿A qué es la bomba?

Esperemos que sea más que suficiente para que las cosas cambien en Wow.

¡Dilada, evris y ev!