Seleccionar página

El Sindicato Taurens y Arpías (TIA) han convocado huelga general en Mulgore durante el Solsticio de Invierno.

«Estamos hartas, la TIA no puede más«

-Exclamó Fi Pezuñabruma, portavoz del sindicato esta mañana durante la rueda de prensa realizada en El Cruce.
El mensaje que se está dando por todo Azeroth, planetas aledaños, planos y demás desvaríos cosmológicos es que el solsticio de invierno es una época de reencuentros familiares y felicidad, pero ¿Qué vemos?

«Platos de chuletones en las mesas y pinos talados como decoraciones.»

El directo pero triste mensaje caló a todos los miembros presentes de la rueda de prensa. «Donde tú ves un árbol del solsticio con lucecitas fue la casa de verano de Rika Plumazur, esto debe parar ya.
Esta mañana centenares de taurens y arpías se concentraron frente al tipi del cabecilla tauren Baine Pezuña de Sangre, al cual se encontraron sentado en el suelo de una manera atípicamente ridícula.
«Pues la verdad es que nunca nos lo habíamos planteado, siempre ha estado presente en todas las festividades pero nunca lo habíamos abordado desde este prisma.«
El cabecilla tauren ha prometido trasladar el problema al Consejo de la Horda y prestará declaraciones a los medios en los próximos días.

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído. 

Los Taurens consideran llevar a cabo una protesta pacífica.

No somos cojines para tu salón.

Con el festival del Invierno a la vuelta de la esquina, ya se empiezan a oir los primeros rumores por Cima de Trueno, y es que los Taurens llevan años protestando por culpa de la tendencia de algunos jugadores en tapizar los cojines que se encuentran dentro del Regalo Robado con estampado de piel de vaca, más conocido como cow print.

Algunos Taurens de Azeroth están considerando lo que será a todas luces una protesta pacífica bajo el lema: No somos cojines, coj*nes.

La líder de la iniciativa, Mooshu Pezuñabrillante, expresó su descontento mientras masticaba pacíficamente una brizna de hierba.

Somos criaturas de gran majestuosidad y sabiduría, no almohadones para tus posaderas. ¡Es hora de poner fin a esta indignidad y reclamar nuestros derechos de asiento!

Se espera que la protesta incluya una marcha lenta pero imponente por Ventormenta, donde los Taurens llevarán pancartas con mensajes como «No para sentarse» y «Toros, no cojines«. Varios druidas de otras razas han manifestado que se unirán a la causa transformándose en osos y felinos gigantes para resaltar la necesidad de respetar a todas las formas de vida.

Los jugadores, por su parte, han respondido con memes hilarantes en los foros de Azeroth, imaginando salones elegantes adornados con cuernos y pezuñas en lugar de cojines. Mientras tanto, los Taurens practican pacíficamente sus mejores miradas de «no te sientes sobre mí» en preparación para la gran manifestación.

Aunque la protesta es en tono de humor, los Taurens están decididos a recordar a Azeroth que son mucho más que simples elementos decorativos.

STOP COW PRINT

Siéntate, Adalid, pero no sobre un Tauren.

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído. 

Orgrifi, la nueva manera de vivir en Orgrimar.

Orgrimmar, esa «ciudad» plagada de cabañas, barro y estiércol, hace tiempo que dejó atrás casi todos sus aspectos «primitivos», eso sí, conservando el espíritu «orco» que la caracteriza. A medida que se han ido asentando distintos miembros de otras razas, como son los Taurens, Trols, Goblins, Nocheterna o Vulperas, la ciudad ha ido experimentando diferentes cambios. No sólo de tipo estético con estructuras más sólidas, murallas altas, torres de vigilancia e incluso una remodelación total de la sala de portales, sino también en su aspecto «no tangible»: hay buen rollo entre sus habitantes, colaboración, negocios florecientes, intercambio de culturas… Todo parece mejorar pero, ¡ay!, ha surgido uno de los problemas más típicos de las grandes urbes: la especulación del precio de la vivienda.

Este último aspecto fue llevado a rajatabla por el antiguo Consejero de Vivienda, Galliwyx, pero al marchar de la ciudad, dejó un verdadero problema: el coste de las distintas batallas no había hecho más que incrementar el precio de la vivienda, hasta alcanzar precios nunca vistos.

 

Es imposible que pueda seguir pagando el alquiler de mi taller – nos confiesa Jack – y eso que yo, como ingeniero, lo tengo más fácil, ya que mis suministros sirven a todo aquél que porte un arma, y eso es mucha gente, je! Pero lo estoy pasando mal, no sé cómo seguir afrontando los gastos.
(Jack, ingeniero)

Por suerte, ha surgido la «Iniciativa Ogrifi». Esta iniciativa ofrece a los habitantes de Orgrimmar compartir piso choza (o local) a cambio de wi-fi gratis. Quienes ya dispongan de una «vivienda» en propiedad, podrán compartir algunos metros cuadrados con otros habitantes y poder recibir este servicio.
Se fomenta de esta manera el poder compartir gastos de hoguera y mantas de piel, de manera que todo el mundo en la ciudad pueda dormir bajo un techo. De este modo, el nuevo Consejero de Vivienda y Bienestar, Hoggar Martillazos, proporcionará Wi-fi gratis a los habitantes que se acojan a estas medidas.

Al principio, la idea no me parecía demasiado buena, porque, sinceramente, ¿qué orco conoces que use Wi-fi? Pero mira tú por dónde, fue pasando el tiempo y cada vez hay más orcos, taurens y demás, que están interesados en las nuevas tecnologías. Y bueno, ya sabes, Draenor está bastante lejos, pero hemos conseguido establecer una conexión más que aceptable. Yo no me llevo casi nada de beneficio…¡eh, no me mires así, he cambiado! Sólo cobro la instalación y reparación de los routers.  (Hobbar Martillazos)

Ya lo sabes: Orgrifi es la nueva forma de vivir en Orgrimmar.
Ve y conéctate!