La capital de la Alianza se traslada a Stromgarde.

Muchos eran los rumores acerca de un revamp de Azeroth, y parece que se confirman con esta noticia.

 

Los ingenieros capitalinos de Ventormenta no dan abasto. Desde que alguien se fue de la lengua con la noticia del traslado de la capital alianza a Stromgarde, muchos son los que han acudido para preguntarles si era cierto o no.

«A ver – nos cuenta Barry Mamposto, ingeniero jefe – que tú nos veas aquí trazando planos y transportando vigas de edificios no significa que traslademos Ventormenta. Simplemente estamos realizando labores de mantenimiento habituales. Sobre todo después de un período de guerras, que conviene reforzar las defensas, y por qué no, los edificios. Así que nada más lejos de la re… – nos interrumpe – ¡Ehhhh, cuidado con el altar de la Catedral! ¡Tiene que llegar entero!»

Por otro lado, nos preguntamos ¿por qué Stromgarde? Atendemos a un obrero mecagnomo, que prefiere mantener el anonimato:

Mira, tengo un amigo (bueno, el amigo soy yo) que dice que sí, que efectivamente se traslada la capital a Stromgarde. ¿Te das cuenta de que está muy cerca de Lordaeron? Ji ji ji, no quiero decir nada, pero la reconquista de la ciudad está cada vez más cerca. Además, necesitamos más espacio para reubicar a tanto Gilneano. Necesitan un sitio para aullar a la luna sin despertar a nadie. Y Stromgarde es perfecto. Además, alejarán a la fauna salvaje, je je je. 

La nueva Stromgarde, tu nuevo hogar.

Según nos comenta otro de los obreros, un gilneano refugiado de Teldrassil, las obras de traslado van muy bien, cumpliendo los plazos previstos. «Por supuesto no se trasladará toda la ciudadanía, sólo quienes quieran cambiar de aires. Sobre todo irán los Gilneanos, Mecagnomos y muchos Elfos, junto a buena parte de la Guardia Real y, ojito, se rumorea que Genn Cringris ocupará el trono de Stromgarde. Amiga, date cuenta que está a tiro de piedra de Gilneas, así que win win«. 

Ve y reconquista, Adalid, pero sé discreto.

Abre, por fin, el primer puesto de castañas asadas del Wow.

La primera ciudad en ofrecer este tradicional puesto de venta ambulante será Ventormenta.

 

Hace unos días que empezaba el otoño y las ciudades lo celebraban con cervezas a tutiplén. Bueno, sí, era la «Fiesta de la Cerveza», pero éste no es el tema. El tema de hoy es que, por fin, y tras muchos años pidiéndolo, se inaugura el primer puesto de venta ambulante de castañas asadas.
¿Qué sería del otoño sin este elemento tan particular? Parece ser que en la vida real, este fenómeno está casi desaparecido, a la gente ya no le gusta comprar en la calle, o simplemente, ya no hace «tanto frío» y no apetece, la verdad.
Sea como fuere, esos puestitos ambulantes se trasladarán al Wow. Sí, sí, dentro del juego. ¿Acaso nuestros adalides no merecen disfrutar de tan agradable tradición? Pues prepárate, porque es posible que el próximo día que entres al juego, te sobresalte una frase bien conocida: «¡Castañas! ¡Castañas calentitas y buenas! ¡Se deshacen en tu boca, no en tu mano!»

Los desarrolladores del juego, en su afán por cambiarlo todo en esta «nueva era» que vive la empresa matriz, han cedido, por fin, a una de las demandas más populares de todo foro wowero que se precie. La primera ciudad que verá implementado este añadido, será Ventormenta:

No podía ser de otra forma, es la ciudad más ciudad que tenemos en el juego – nos aclara Ben. H.B, diseñador de entornos – El puesto de castañas lleva años en desarrollo, pero nunca era el momento de implementarlo… hasta hoy. Si bien, la primera ciudad será Ventormenta, tenemos pensado añadir unos puestos callejeros en zonas neutrales como Vista Eterna (en cuna del Invierno), a las afueras de Ulduar (en Rasganorte), las dos Dalaran y en el el círculo interior de Oribos, para que te lleves unas cuantas antes de saltar a las Fauces. No esperaremos al 9.1.5, lo implementaremos en el próximo reinicio.

Jixi Espátuladelatón, que nunca pudo vender una sola castaña asada anteriormente, por fin puede hacer su sueño realidad. Esta mecagnoma ha viajado desde Mecandria para establecerse en la gran ciudad y ser su propia jefa. Trae consigo el mejor juego de espátulas de repuesto que se acoplan al brazo y con las que: «no tengo rival posible, jijiji«.

Esperemos que el negocio prospere y pronto lo veamos en más puntos del mapa.

Ve y come castañas asadas, adalid.

Referéndum en Ventormenta para que las mujeres puedan reinar

Turalyon reúne rápidamente al Consejo de Sabios de Ventormenta para redactar un referéndum que cambie la ley y permita a las mujeres reinar como legítimas herederas.

La noticia de la hermana mayor de Anduin se ha hecho viral en las redes sociales de toda la Alianza y ha revolucionado la capital humana.

Sin embargo, como suele ocurrir en estos casos, la noticia también ha llegado a los sectores mas retrógrados de la población que no ha tardado en manifestarse.

En la tarde de ayer, un grupo de manifestantes se reunían ante el castillo de Ventormenta para mostrar su queja ante la posibilidad de que una mujer ascendiese al trono.

Además, las redes sociales se han visto infestadas por comentarios dañinos frente a la eventual probabilidad de que sea una mujer quién gobierne.

Anduin sigue siendo el heredero legítimo porque, en las monarquías, el trono no lo heredan las hijas, aunque sean primogénitas.
 
 

Turalyon, que ya se encontraba haciendo la maleta para irse de viaje, ha tenido que aplazar unos días su vuelo hacia las playas de las Islas Perdidas para resolver este asunto antes de marcharse.

Donna y William, los niños que no dejan de correr por Ventormenta a grito pelado, investigados por el IV:7

Todo el mundo conoce (o al menos, se los ha cruzado alguna vez) a este par de pequeñuelos que corretean por todo el distrito de los mercaderes y que están persiguiéndose mutuamente.

Los lugareños más veteranos y observadores, se habrán fijado que, al principio, Donna perseguía a William porque éste le había quitado a “Betsy” su muñeca, pero con el Cataclismo, las tornas cambiaron y ahora es William quien intenta alcanzar a Donna, pues ella, esta vez, le ha arrebatado a su gorila de juguete mecánico, y ahora es el joven William quién persigue a Donna para recuperarlo. A pesar de que podría considerase justicia poética, lo cierto es que, al margen de la anécdota, estos dos cachorros humanos no han parado de hacer lo mismo una y otra vez durante 16 años. No han crecido, no sabemos quiénes son sus padres, y lo peor de todo, nadie sabe cómo entran y salen de la capital sin ser vistos.

Pensadlo, dos niños humanos que pueden pasar inadvertidos y que corretean por el núcleo económico de la capital alianza, que ya de por sí es muy ruidosa, sobre todo el barrio de los mercaderes, y poseen la facilidad de pasar inadvertidos pues, quién iba a echarle cuenta a par de mocosos que solo están jugando y gritando.

Los asistentes sociales han puesto el grito en el cielo, ya que, aparentemente, estos niños no están supervisados por adultos y no parece hacerse cargo de ellos nadie. No obstante, lo que ha hecho que se centre el foco en ellos, no es su falta de cuidado, sino su facilidad para entrar y salir de la capital sin ser vistos, algo que a más de uno le ha erizado el bigote.

Un cuerpo especial del IV:7 está investigando a los chavales, pero desde hace unos días no se sabe nada de ellos, las suposiciones más locas ya están barajando la posibilidad de que los niños fueran Natherim disfrazados, tramando algún plan vil y cruel, como han hecho otras veces.

Desde El Pergamino, hacemos un llamamiento a la ciudadanía y si encuentran a los muchachos, por favor no les digan nada, sólo compartan las coordenadas con algún guardia de la capital para que este cuerpo especial del IV:7 pueda hacerse cargo con el mayor rigor posible. Todos queremos lo mejor para Donna y William, si es que son sus verdaderos nombres, igual si te descuidas se llaman Donnathrius y Willthreus.

Id y tened cuidado, nos vigilan por todas partes.

Chichón Perinola, el entrañable gnomo que vende juguetes en Ventormenta, detenido

Lo sabemos, todos estamos consternados ante esta noticia que ha salido esta mañana en la prensa generalista de la capital Alianza. El entrañable gnomo, conocido por todos por vender el molesto juguete de los trenes, ha sido denunciado por el fisco azul.

Los técnicos de la hacienda Alianza, han investigado durante años al viejo gnomo, que paseaba por Ventormenta vendiendo su surtido de juguetes y novedades. Al parecer, el señor Perinola atravesaba grandes apuros económicos y los ingresos por la venta de su mercancía habitual no le daba para pagar las altas facturas, sobre todo de la luz (todos sabemos que al volver Turalyon a ser regente de Ventormenta, se ha disparado el precio de la misma).

Don Chichón, decidió entrar en un mercado funesto de colaboraciones con una agencia goblin de dudosa reputación que le proporcionaba jugadores dispuestos a pagar con dinero real (oro) rusheos a las mazmorras y bandas más prestigiosas de esta comunidad.

Por supuesto, los agentes del IV:7 están investigando la organización goblin con la que colaboraba y ahora mismo está todo bajo secreto de sumario, no descartan que el viejo gnomo estuviera bajo algún tipo de extorsión (práctica muy habitual de los goblins).

Este medio ha intentado ponerse en contacto con algún representante Goblin para que hiciera alguna declaración al respecto, pero nos pedían una suma de dinero absurda, a cambio, posiblemente, de nada.

Seguiremos informando. Id y rusead, equisdé.