Seleccionar página

Por fin Blizzard nos ha deleitado con un enfrentamiento entre Tyrande y Sylvanas. Se notaba una tensión sexual no resuelta y con la campaña de historia que viene con este parche 9.1,  hemos saboreado este combate.

De Sylvanas ya sabíamos que tenía un poder otorgado por el Carcelero enorme, ella sola pudo contra el último Rey Exánime de Azeroth sin apenas despeinarse, pero cuando Tyrande selló el pacto con Elune para tener acceso a los poderes de la Cazadora Nocturna, pocos o ninguno, se percató de cuál era el alcance de ese poder.

Tyrande se ha presentado en “Cadenas de Dominación” con un poder aparentemente muy superior al de Sylvanas, aunque efímero, podemos decir sin lugar a dudas que la Cazadora Nocturna en manos de Tyrande ha alcanzo un pico over 9000mill k que ha saltado por los aires cualquier visor de poder de Goku.

Aunque Tyrande por fin le ha podido echar el guante a Sylvanas, Elune parece que se resiste a concederle el placer a la elfa de la noche de acabar con la responsable de la quema de miles de inocentes kaldoreis.

Aun así, podemos disfrutar del nuevo modelo de Tyrande como Guerra Nocturna, así como de nuevas habilidades marciales y no tan marciales.

En un momento determinado del combate, Sylvanas intenta huir del mismo (la mítica estrategia de huida veloz) pero para sorpresa todos, Tyrande le pide a tita Elune que le eche un cable.

A continuación, después de decir unas palabras muy emotivas en el idioma kaldorei, desde su posición de cuclillas sale disparada al cielo para interceptar en el aire a una Sylvanas que, al ver semejante situación no pudo más que poner una cara de: “Pero qué cojones”, al ver cómo una Tyrande a tope de power y con un hate enorme iba a chocar contra ella en pleno cielo Anderwealdiano.

Hasta aquí podemos leer, no queremos destriparos esta fantástica animación que no ha dejado indiferente a nadie.

Quién sabe, quizás en la próxima expansión veremos los druidas equilibrio con una nueva habilidad que se llame “cohete estelar”, una habilidad que te eleva en los cielos y te deja caer en picado contra tus enemigos, aplastándolos con la furia de un meteorito estelar.

Id y Servid.