Seleccionar página

No terminaba de decidirse pero, finalmente, después de darle muchas vueltas, ayer pudo probar el juego.

A todos nos ha pasado que hemos tardado un poco más o un poco menos en editar un personaje. Sin embargo, la historia de Jonathan Walls, de New Jersey, no tiene precedentes.

Jonathan instaló Lost Ark en su ordenador el pasado 11 de Febrero para comenzar a jugar en aquel momento, cuando se encontró con uno de sus mayores rivales: el editor de personaje.

No es la primera vez que me ocurre, en otros juegos siempre tardaba más de lo normal en crear mi personaje.

Sin embargo, nunca me había enfrentado a un editor de personaje como éste y, desde luego, no estaba preparado para él.

Cuando no era el pelo era la cara, cuando no los ojos, la barba, algunos rasgos… no sé, nunca terminaba de convencerme.

A veces, cuando ya tenía la cara perfecta el juego se me desconectaba y tenía que volver a empezar.

Sé que he tardado un poquitín pero creo que ha merecido la pena: he creado al personaje perfecto. 

Waver Knight, el personaje «perfecto» ¬_¬u

Esta terrible falta de decisión ha hecho que ahora Jonathan tenga que jugar solo porque ninguno de sus compañeros está a su nivel (y desde luego no piensan esperarle)

Al parecer, a Jonathan ya le había ocurrido algo parecido con otros editores de personaje como el reciente mejorado editor de World of Warcraft.

Para sorpresa de nadie, Jonathan ha jugado 10 minutos y ha dejado el juego porque lo considera poco interesante.