Seleccionar página

Al abandonar la mazmorras, el jugador se encontró en pandaría con el nivel y el equipo de la época.

En un giro digno de las mejores historias de fantasía, un jugador de World of Warcraft se encontró con una gran sorpresa cuando el martes de la semana pasada se encontró atrapadao en el continente pandaren al finalizar  del Paseo del Tiempo de Pandaria. El incidente, que ha desconcertado a la comunidad de jugadores de WoW, ocurrió cuando el jugador, cuyo nombre se mantiene en el anonimato, participaba en la mazmorra del Paseo del Tiempo de Templo del Dragón de Jade.

Según comenta el jugador, tras derrotar al último jefe de la mazmorra, en lugar de ser transportado de regreso a su ubicación original en Valdraken, el jugador se vio envuelto en una extraña luz temporal y fue lanzado directamente a las puertas del templo.

Al principio pensé que había sido un bug y traté de utilizar la piedra de hogar, pero esta me devolvió al santuario de las 7 estrellas. Ahí fue cuando me di cuenta que el equipo de mi personaje así como su nivel y su apariencia eran las de aquella época. Al abrir el mapa descubrí que no se podía ver Draenor ni niguno de las zonas de las siguientes expansiones. 

Los detalles sobre cómo ocurrió exactamente este fenómeno son aún inciertos, pero los jugadores en línea han especulado sobre la posibilidad de un error en el código del juego relacionado con los viajes en el tiempo.

Este extraño incidente ha generado un gran revuelo en la comunidad de World of Warcraft, con jugadores discutiendo sobre la naturaleza de los viajes en el tiempo dentro del juego y especulando sobre las posibles consecuencias de esta situación inesperada.

Mientras tanto, el jugador atrapado en el pasado ha comenzado a explorar Pandaria, tratando de encontrar una forma de regresar al presente y continuar su aventura en Azeroth. Mientras tanto, los desarrolladores de Blizzard están investigando activamente el problema para encontrar una solución y asegurarse de que no vuelva a ocurrir en el futuro.

 

Este peculiar suceso sirve como un recordatorio de la inesperada complejidad de los mundos virtuales y la capacidad de los videojuegos para sumergir a los jugadores en experiencias verdaderamente únicas y sorprendentes.

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído.