Seleccionar página

Por suerte, aterrizó en Bastión y podrá regresar en cuanto complete la Prueba de Ascensión.

Gustav Chil Indron, natural de Iowa, EEUU, estaba jugando a Dragonflight, como cada día tras una larga jornada laboral: «Lo justo para hacer un par de diarias y tramitar unos pedidos de fabricación de la guild».
Pero entonces, se quedó dormido mientras volaba hacia Iskaara, perdiendo la noción del tiempo y el espacio. Tanto es así, que llegó hasta las doradas praderas de Bastión, en Shadowlands. 

Me desperté rodeado de clariposas y correnubes y tardé un rato en reconocer el lugar. Luego me dí cuenta de que estaba en Bastión y me alegré de no haber caído en un charco de moco verde de Maldraxxus. Tuve suerte.

Gustav se dirigió entonces hacia el Fuerte Elisio para pedir ayuda a la Arconte y regresar hasta las Islas Dragón, a lo que Kalisthene respondió  que no había ningún problema, siempre y cuando superase la Prueba de Ascensión de los Kyrianos.

 

Gustav ya va camino de su quinta prueba, esperemos que pronto lo consiga o se pasará otros cinco años en las Shadowlands.

Ve y monta tu dragón, Adalid, pero no te duermas.

El contenido de esta noticia está 100% garantizado como falaz. Creételo solo bajo tu responsabilidad.  elpergamino.es no se responsabiliza de las conclusiones precipitadas a las que llegues tras haberla leído.